Cultura


El Gran Remate de Libros estrena sede; “fue revitalizado“, dice Suárez del Real

Inicio. Los visitantes al primer día de actividades ofrecieron diversas opiniones: Luis, de 32 años y asiduo cliente, dijo que en el Auditorio había más espacio entre las editoriales; mientras que, Laura, de 19 años, señaló que es es su primera vez en el Gran Remate de libros y le parece maravilloso

El Gran Remate de Libros estrena sede; “fue revitalizado“, dice Suárez del Real | La Crónica de Hoy

El inicio del Gran Remate de Libros en el Monumento a la Revolución.

"Ante el rumor de que el Gran Remate de Libros desaparecería, no es así; lo revitalizamos y lo estamos innovando”, señaló Alfonso Suárez del Real, secretario de cultura de la Ciudad de México, ayer durante la inauguración del Gran Remate de Libros que por primera vez se celebra en el Monumento a la Revolución, tras realizarse por 10 años consecutivos en el Auditorio Nacional.

“Siento que en el Auditorio había un poco más de espacio entre editoriales y pienso que acá está muy encerrado por las carpas”, señaló Luis, de 32 años, quien es asiduo al Gran Remate, que en esta edición número 13 permanecerá hasta el domingo 21 de julio.

El joven, que vive en la alcaldía Cuauhtémoc y que salió del stand de Sexto Piso —uno de los más concurridos el día de ayer— con dos bolsas de libros, dijo interesarle la literatura nacional, internacional y libros de divulgación científica. “Compré literatura norteamericana, autores poco conocidos y me falta comprar más de divulgación científica”.

Laura de 19 años y procedente de Nicolás Romero, Estado de México, dijo a este diario que es su primera vez en el Gran Remate de Libros y le parece maravilloso.

“Compré poesía y cuentos. Elegí la editorial Porrúa porque sé que son los libros más económicos. Los precios estuvieron bien, 25 pesos cada uno y gasté en total 150. Es la primera vez que asisto y está muy padre y muy barato”, indicó.

“El acceso a las carpas, que no sea la carpa A, siento que es complicado. Es cuestión de acostumbrarse aunque me gustaban más las condiciones en el Auditorio, se sentía menos calor y encierro”, indica Patricia, de 28 años, de la alcaldía Coyoacán.

Durante el primer día del remate de libros los stands más visitados fueron Sexto Piso, Fondo de Cultura Económica y Universidad Nacional Autónoma de México.

EN CRECIMIENTO. Benjamín González, director de vinculación cultural comunitaria de la Secretaría de Cultura local, destacó que el Gran Remate de libros costó 5.5 millones de pesos y que se rendirá homenaje a los escritores Fernando del Paso y Armando Ramírez.

“El remate crece en espacio físico ya que el Monumento a la Revolución está ofreciendo una zona para más de 260 editores que el día de hoy inician exponiendo. También crece el tiempo, en años anteriores eran 8 días y en esta ocasión vamos a contar con 10 días”, precisó.

Un debate central de los libros tiene que ver con la calidad y la cantidad del precio, por lo que —añadió— “el remate tiene como elemento central la condición de que los precios son populares, hay libros desde 10 hasta 200 pesos”.

Sobre los homenajes, el funcionario dijo que uno será a Fernando del Paso. “Hemos invitado a su familia, quienes el próximo sábado acudirá a las instalaciones y también invitamos a la gente de la Cátedra Fernando del Paso quienes viene desde Guadalajara a dar un par de conferencias claves”.

El otro homenaje será a Armando Ramírez quien falleció el pasado miércoles. “El sábado también realizaremos el homenaje, con permiso de la familia y estamos programando la posibilidad de hacer una lectura masiva de sus obras”.

Sobre la distribución de las editoriales en 8 carpas y tres más para actividades, detalló que habrá foros para conversatorios y dos dedicados al programa de Libro club y talleres literarios.

“Tuvimos dificultades al inicio porque el Auditorio Nacional suprimió 800 metros cuadrados para ocuparlos en dos cafeterías y una tienda de souvenirs, entonces ya no era posible mantener el Gran Remate ahí. Eso modificó las fechas y el que buscáramos un nuevo espacio”, explicó González.

Para acomodar a las editoriales en la plaza del Monumento a la Revolución dijo que respetaron la distribución histórica de las editoriales y se anexaron más de 50 que nunca habían participado.

“Cada módulo tiene editoriales grandes y pequeñas. Además, tenemos noticias de que nos visitan librerías del interior de la República que utilizan el remate como una manera de surtirse de libros a bajos precios para después revenderlos en sus propias librerías”, precisó.

Benjamín González agregó que el segundo sábado será la venta nocturna hasta a las 22:00 horas. “El año pasado hubo 125 mil participantes y estamos esperamos 200 mil participantes en esta edición”.

Por su parte, Juan Luis Arzoz, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) dijo que el Gran Remate de Libros es una oportunidad de venta para los editores.

“Para los editores es una gran oportunidad para darle salida a títulos que ya cumplieron su ciclo comercial en puntos de venta tradicionales y que los lectores puedan dar precios únicos. Estarán presentes 200 casas editoriales que suman más de 700 sellos”, comentó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -