Deportes


El jugador ruso Mario Fernandes sale inmovilizado de San Petersburgo

Tras algunos minutos de atención sobre la cancha de la Allianz Arena, al jugador le dieron a respirar unas sales de amonio con lo que el zaguero respondió y aunque salió de la cancha, pudo reingresar para terminar el partido

El jugador ruso Mario Fernandes sale inmovilizado de San Petersburgo | La Crónica de Hoy

Los sustos no paran en la Eurocopa, luego del infarto sufrido por el danés Christian Eriksen, la caída de un espectador de las tribunas de Wembley, el desmayo momentáneo del zaguero francés Benjamin Pavard, ahora el defensa ruso Mario Fernandes tuvo que salir inmovilizado en camilla durante el duelo ante Finlandia.

El mundo futbolístico nuevamente se paralizó, ya que cuando transcurría el minuto 23 del primer tiempo del juego entre Rusia y Finlandia, el zaguero de la escuadra rusa al intentar un remate con la testa, sufrió una fuerte caída de espalda sin que pudiera meter ni las manos, lo que requirió la rápida intervención de los médicos del cuadro eslavo.

De inmediato los cuerpos de auxilio del Estadio Krestovski en San Petersburgo entraron en acción ya que el futbolista lucía muy afectado, por lo que finalmente no pudo seguir en el encuentro, fue inmovilizado y trasladado a un hospital en camilla y con un collarín.

Cabe recordar que el grave incidente de Eriksen, que estuvo a punto de costarle la vida al volante danés del Inter, también ocurrió en el partido frente a Finlandia.

PAVARD ESTUVO DESMAYADO ANTE ALEMANIA

El defensa francés Benjamin Pavard también confesó que durante el segundo tiempo del duelo que Francia venció 1-0 a Alemania, al minuto 58’ se registró un violento choque entre Robin Gosens y el zaguero galo que despejó el esférico con la cabeza, pero se encontró en el aire con la cadera del teutón, lo que lo dejó tendido inconsciente con la cara contra el césped.

De inmediato los compañeros que estaban cercanos a la acción, solicitaron la entrada de los médicos franceses, ya que el golpe dejó sin sentido a Pavard, quien reconoció al término del encuentro que había estado desmayado por 10 o 15 segundos.

Tras algunos minutos de atención sobre la cancha de la Allianz Arena, al jugador le dieron a respirar unas sales de amonio con lo que el zaguero respondió y aunque salió de la cancha, pudo reingresar para terminar el partido.

Comentarios:

Destacado:

+ -