Opinión


El límite

El límite | La Crónica de Hoy

¿Cuál es límite que tiene cualquier gobierno para corroborar que sus políticas son las correctas o bien, para modificarlas? Haciendo a un lado las herramientas de evaluación de políticas actuales, esta pregunta está dirigida a reflexionar sobre el límite que tienen quienes gobiernan para reconocer si están en la dirección prometida, para saber dónde deben parar, para reconocer si los resultados son los esperados.

¿Hasta cuándo un gobierno comienza a ser responsable de su gestión, para la que fue elegido, seis meses o un año? ¿Cuál es el límite?

México empieza el año, el sexenio, su transformación con, al menos, dos lastres: la inseguridad, la maldita y cotidiana inseguridad que se lleva familias, niños, sueños, esperanzas de miles de familiares que aún buscan a sus desaparecidos, que por razones ajenas a ellas, las condiciones se los arrancaron y no han regresado, sin saber en qué fosa se encuentran y que hoy se conforman con tener sus restos, exigiendo el derecho a que les regresen al menos los cuerpos. Hoy, en materia de seguridad, la tranquilidad estriba no en que te asesinen, sino en tener un entierro digno. Y todo esto traducido en el lenguaje diferente es la debilidad del estado de derecho, que rompe la lógica de la certidumbre y por ende, debilita la gobernabilidad.

El segundo aspecto es el bajo crecimiento económico que se vislumbra. Mientras no existan los elementos para un avance económico, poco se puede hacer con alguno de sus efectos como la pobreza, la desigualdad o las brechas sociales. Escenario que poco podrán cambiar los programas sociales actuales y bienintencionados, porque no existe presupuesto que lo aguante ni sociedad que lo soporte.

Por eso, es relevante que la administración sea prudente con los límites en tiempo y recursos, que tenga clara la línea en la que debería de estar sopesando sus políticas, resultados, gestiones, retrocesos, retos y hasta la permanencia de los funcionarios que no dan resultados, porque de eso se trata administrar, de reconocer los propios límites, tenerlos presentes en cada toma de decisión, porque tal como lo señaló Henry Ford: Pensamos que el mañana no llega y ya es ayer.


@DrLuisDavidFer

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -