Academia


El nanosatélite mexicano ya está en el espacio

La cápsula Dragon de Space X va en camino a la EEI para depositar el cargamento que contiene la tecnología mexicana que será liberada a finales de enero. El lanzamiento de ayer fue un éxito

El nanosatélite mexicano ya está en el espacio | La Crónica de Hoy

Un minuto antes de las 11:30, tiempo de la Ciudad de México, el poderoso cohete Falcon 9 despegó ayer desde Cabo Cañaveral para poner en órbita la cápsula Dragon con rumbo a la Estación Espacial Internacional (EEI). La operación de la misión a cargo de Space X —propiedad del excéntrico y visionario Elon Musk— tuvo como propósito abastecer de suministros a la EEI y llevar equipo científico.

Entre éste, se encuentran experimentos para realizar investigación sobre cebada en microgravedad —financiado por una cervecera, el estudio buscará avances en el crecimiento de cultivo fuera de la Tierra—, la expansión del fuego y el análisis de la pérdida de masa muscular y ósea en el espacio, para lo cual han enviado ratones modificados genéticamente.

La de ayer se trató de la misión número 19 de abastecimiento de Space X, la última de la década y fue especial para México, puesto que en la carga de la cápsula Dragon se encontraba el AztechSat-1, nanosatélite diseñado por académicos y estudiantes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), bajo la supervisión y asesoramiento de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) y la NASA.

Una vez en la EEI, la cápsula de acoplaría antes de la próxima semana, el satélite será liberado con otros cubesats en alrededor de un mes. Particularmente, la misión del AztechSat-1 es probar su interconectividad con la constelación GlobalStar, que representa el futuro de la tecnología satelital.

Los satélites cubesat se comunican con una estación terrestre; sin embargo, la propuesta de la UPAEP es una nueva tecnología que no la requiera y permita la comunicación directa con una constelación y desde ésta se puedan descargar datos de forma más ágil. Sus aplicaciones son múltiples, desde la investigación científica, hasta las telecomunicaciones, así como todo tipo de transmisión satelital.

“Estamos orgullosos de nuestra alianza con México en el AztechSat-1, el primer cubesat construido con la colaboración AEM y la NASA”, refirió Jim Bridenstine, titular de la NASA, de acuerdo a un comunicado de la Agencia Espacial Mexicana.

Por su parte, Salvador Landeros Ayala, director de la AEM, manifestó que el lanzamiento fue todo un éxito, “con lo que el talento de nuestra juventud hace historia, abriéndose hoy una nueva etapa en el desarrollo espacial y satelital de nuestro país”.

Destacó que la tecnología del AztechSat-1 podría significar una innovación disruptiva, al posibilitar, con su interconexión con GlobalStar, el dejar de utilizar solamente estaciones de tierra para el control y operación de nanosatélites, lo que permitiría incrementar el intercambio de datos para aplicaciones satelitales en el mundo y una reducción en costos.

“México tiene una larga historia aeroespacial; sin embargo, hace 23 años se puso en órbita el más reciente satélite mexicano, desde entonces la tecnología ha crecido mucho”, refirió anteriormente a Crónica Héctor Simón Vargas, director científico del proyecto en la UPAEP. “Nuestro cubesat es un cubo de 10 centímetros con un peso de 1 kilogramo, parece pequeño pero la tecnología ha mejorado y ahora podemos generar proyectos importantes a través de estas plataformas”.

El equipo mexicano desarrolló un muy buen trabajo, por lo que la NASA les ha autorizado el desarrollo y puesta en órbita de un AztechSat-2, en el cual buscarán sumar a más instituciones académicas, refirió el profesor de la UPAEP.

El proyecto obtuvo financiamiento parcial del Fondo Sectorial de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación en Actividades Espaciales Conacyt-AEM, a partir de una rigurosa selección después de haber competido con otros proyectos que participaron en una convocatoria pública.

“El AztechSat-1 superó las estrictas pruebas técnicas de la NASA, lo que, desde el primer astronauta mexicano Rodolfo Neri Vela en 1985, representa hoy el regreso del talento de México al espacio”, refiere el comunicado de la AEM. Por ello, Landeros Ayala hizo un llamado a nuestra juventud a sumarse a la construcción de un gran proyecto espacial nacional, en beneficio de la población del país.

Comentarios:

Destacado:

+ -