Mundo


El peronismo busca su regreso al poder en Argentina en plena crisis económica

Cristina Fernández aspira a regresar al poder como vicepresidenta de Alberto Fernández, que lidera todas las encuestas y podría gobernar sin segunda vuelta gracias al cataclismo económico que sentencia a Macri

El peronismo busca su regreso al poder en Argentina en plena crisis económica | La Crónica de Hoy

Cristina Fernández y Alberto Fernández, durante el cierre de campaña, el jueves en Mar del Plata.

Los argentinos deciden en los comicios de este domingo entre el retorno del peronismo al poder de la mano de Alberto Fernández o la reelección del presidente Mauricio Macri, en medio de una de las peores crisis económicas del país.

Todas las encuestas pronostican una victoria del peronista, que lleva como candidata a la vicepresidencia a la exmandataria Cristina Fernández (2007-2015). Estos sondeos siguen la tendencia que ya marcaron los resultados de las elecciones primarias obligatorias de agosto, en las que Fernández aventajó por 16 puntos a Macri.

Si se repiten los resultados de las primarias, Fernández tomará las riendas del poder el próximo 10 de diciembre sin necesidad de una segunda vuelta. Ésta, prevista para el 24 de noviembre, se celebraría en el caso de que ninguno de los candidatos alcance el 45 por ciento de los votos o más del 40 por ciento y diez puntos porcentuales de ventaja sobre el segundo.

Las elecciones primarias, y los sondeos actuales, apuntaron y apuntan a un enorme voto de castigo a Macri, que desde que llegó al poder hace casi cuatro años ha implementado duras medidas de recortes sociales, que desataron el malestar social en cuanto la crisis económica empezó a azotar con dureza al país el año pasado.

Como ejemplo, se espera que Argentina cierre 2019 con una inflación que rondará el 55 por ciento, una de las más altas del mundo en un país donde este problema es crónico.

Para hacerlo todo más difícil para Macri, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional por un préstamo de 56 mil 300 millones de dólares, el mayor de la historia del organismo, tampoco ayuda, puesto que el FMI obligó a imponer duras medidas fiscales.

Sin embargo, Macri, arropado por multitudinarias marchas durante la campaña electoral, no pierde la esperanza, y aspira a lograr más votos de lo pronosticado. El mandatario confía en que un aumento de la participación, en parte por el rechazo que puede generar en amplios sectores sociales el retorno al gobierno de Cristina Fernández, le ayude al menos a forzar la segunda vuelta.

LA GRaN ESTRATEGIA DE CRISTINA FERNÁNDEZ. Precisamente, Cristina Fernández, ante este rechazo, sorprendió hace meses anunciando que no aspiraría a la presidencia sino a la vicepresidencia. Y lo hace de la mano de Alberto Fernández, quien fue jefe de gabinete durante todo el gobierno de Néstor Kirchner y luego también ejerció el mismo cargo en 2008, durante el primer mandato de la sucesora, la propia Cristina Fernández, esposa del fallecido expresidente. Además, Alberto Fernández criticó abiertamente a la mandataria desde que dejó el cargo.

Con esta jugada, la fórmula presidencial aspira a retener el voto más moderado del peronismo, e incluso a atraer a más votantes descontentos con Macri pero que no simpatizan con el peronismo más izquierdista, encarnado por los gobiernos de Kirchner y Fernández. De hecho, Cristina Fernández ha optado por mantener a rajatabla su rol de compañera de fórmula y apenas ha participado en los actos de campaña.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -