Opinión


El pleito por la “Madre” de la Guardia Nacional

El pleito por la “Madre” de la Guardia Nacional | La Crónica de Hoy

La Guardia Nacional creada el 30 de julio del 2019 como modelo de solución a la seguridad pública de este gobierno, no ha dado, ni de lejos, muestras de la eficiencia con que se le anunció. Aun así, en siete meses ya suma más pleitos y desgaste en el más alto nivel del gobierno lopezobradorista por la forma de comunicar, las decisiones informativas y el control, claro está, de la publicidad.

En el lapso, la GN ha tenido cuatro diferentes voceros, incluyendo un representante de la presidencia, quienes no han logrado aproximarse siquiera a entender lo que conceptualmente es la Guardia Nacional, la coordinación con otras dependencias, la vinculación con el Ejército mexicano ni la manera en que se debe presentar públicamente. La opinión de los que por ahí han pasado es sencilla: “lo que se vive adentro en materia de comunicación es un desmadre”.

Justo. Una guía, un eje, un plan, una línea madre es lo que hoy se disputa. Siendo el presidente Andrés Manuel López Obrador el padre y creador de la GN, quien bautizó a sus integrantes los “soldados de la República” responsables de la transformación, lo conducente era contar con un complemento que le diera guía y presencia pública, pero nadie precisó entonces donde quedaría el centro de la información y la comunicación política de la nueva instancia.

Aunque la ley orgánica de la GN especifica su total adscripción a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, en los hechos, tanto la operación y organización como el control de la información ha permanecido en la Secretaría de la Defensa Nacional y es ahí, a cargo de un teniente coronel del ejército mexicano, donde todo parece frustrarse.

Desde experiodistas, asesores políticos, agencias de comunicación y la comunicación social de la propia Presidencia de López Obrador han tratado de orquestar una coordinación, de establecer un orden, de vincular la información castrense con los esquemas de opinión pública abierta y veloz que se requiere sin tener resultados. La “Sedena no suelta”, aseguran.

Porque claro, la Secretaría de la Defensa Nacional aparece como una madre. A la fecha, sigue aportando un 70 por ciento de elementos de la GN procedentes de la Policía Militar, el total de los gastos de organización y operación proceden del presupuesto de la dependencia, los convenios y negociaciones con los gobiernos estatales a fin de ampliar la presencia operativa y de instalaciones la realiza personal de la Sedena y no de Gobernación, la negociación para la construcción de grandes proyectos y obra de la 4T la realizan mandos de las fuerzas armadas, en casos específicos y de alta atención donde se involucra al gobierno de Estados Unidos, los militares mexicanos son pieza clave y por supuesto en el tema de migración la GN no es parte, sino es toda la estrategia.

“No hay forma de plantear una estrategia, de contar con información”, aseguran los reconocidos comunicadores porque todo se consulta con el alto mando del ejército, porque no hay una correcta interpretación, aún, de lo que debe y no debe ser y hacer la GN y porque hay una corriente de militares al interior que pesan más que los conocedores del tema ante la opinión del Secretario Luis Cresencio Sandoval.

Dicha corriente, encabezada por oficiales del Estado Mayor, ha decidido que antes de informar a los periodistas o compartir las actividades o tareas de la GN a través de los medios de comunicación, es preferible fortalecer las labores de proximidad social, de ahí la organización de actividades con segmentos de la sociedad, como pláticas con niños; los denominados flashmob musicales en plazas comerciales, la rodada motociclista este fin de semana desde el Colegio Militar de Tlalpan, CDMX a Zapopan, Jalisco, entre otras que en muchas ocasiones, ni siquiera las hacen con el uniforme de la GN, así que no ayuda al posicionamiento e identificación de la corporación.

Sin embargo, las verdaderas luchas entre dependencias que tratan con la GN y la Sedena se gestan por la información de operativos en donde puede tardar hasta cuatro días el flujo de información de hechos y operativos en lo que pasan por los mandos militares y no por las vías civiles de coordinación y estrategia de la 4T donde debe estar la orquestación de la estrategia.

Y en todo esto, ¿dónde está la Secretaría de Seguridad Pública? La verdadera madre.

 

Twitter: @Ethelriq
ethel.riquelme.fe@usb.edu.mx

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -