Academia


“El pueblo mexicano debe confiar en el trabajo que realizan los científicos”

Lo que menos se necesita es un ambiente de confrontación en el cual la gente sienta que los investigadores no merecemos el uso de los recursos públicos, señala Eusebio Juaristi, ganador del Premio Heberto Castillo de la CDMX.

“El pueblo mexicano debe confiar en  el trabajo que realizan los científicos” | La Crónica de Hoy

Eusebio Juaristi es investigador emérito del Cinvestav y miembro de El Colegio Nacional. (Foto: UdeG)

Eusebio Juaristi es uno de los químicos mexicanos más prestigiados y reconocidos en el mundo por su trabajo en química verde, así como por sus trabajos en fisicoquímica orgánica y organocatalizadores quirales, entre otros. Por su investigación y destacada trayectoria fue designado recientemente con el Premio Heberto Castillo, que otorga el gobierno capitalino.

En entrevista, el investigador emérito del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) y miembro de El Colegio Nacional, charla sobre el reconocimiento, así como el panorama actual en el sector y sobre las políticas encabezadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

— ¿Qué opina de la política científica del nuevo gobierno?

— “El gobierno actual trata de corregir algunas cosas, bajo la percepción o hechos de que en el pasado se malgastaron muchos recursos y en ocasiones se perdieron. Es importante que seamos más cuidadosos y haya un control más estricto de cómo se usan los recursos; sin embargo, es peligroso que en este proceso se reduzcan drásticamente los apoyos a la investigación.

Vale la pena recalcar esto si se toma en cuenta que en los últimos años del gobierno anterior disminuyó el financiamiento al sector. “En los últimos dos años se empezaron a cerrar puertas y dejó de haber convocatorias, principalmente en ciencia básica. Había recursos limitados y recortes importantes, por lo que, de miles de proyectos, sólo se apoyó a un número muy pequeño. Eso puso en aprietos a muchas investigaciones”.

Es un problema que ocurrió en el Cinvestav, pero también en otras instituciones y centros de investigación, añade, no obstante, Conacyt ha retomado el apoyo a estos proyectos en una nueva convocatoria.

— ¿Qué piensa del panorama actual entre Conacyt y la comunidad científica?

— Persiste un sentimiento de incertidumbre que no sabemos hasta dónde continuará por esta política restrictiva, en ese sentido existe ese temor: ¿Qué pasará si no hay recursos para apoyar a nuestros estudiantes? Ojalá se corrija eso y haya más certeza y, si se hacen las cosas bien, apoyar el trabajo de investigación de los jóvenes.

“Hemos atestiguado algunos casos de enfrentamientos entre la dirección Conacyt y el medio académico. Sin embargo, creo que ya hay una decisión de tratar de corregir esta percepción y tratar de limar asperezas. Veo convocatorias donde parece que las autoridades de Conacyt tratan de acercarse a la comunidad para dialogar más y mejorar la confianza. Eso favorecerá a todos”.

— Ha mencionado que la comunidad científica requiere más apoyo y menos recelo, ¿a qué se refiere?

— Es en torno a las declaraciones del Presidente, quien ha dicho que somos un grupo elitista y que ha utilizado expresiones como “mafia científica”, que es muy lamentable porque crea una imagen de desconfianza y de duda entre el resto de la sociedad. El pueblo mexicano necesita tener confianza en el trabajo que realizan los investigadores, que es sumamente importante para el bienestar de todos. Lo que menos necesitamos ahora es un ambiente de confrontación en el cual la gente sienta que no merecemos el uso de los recursos públicos. Es la investigación la que puede ayudar al país, a mejorar su economía y bienestar. En ese sentido es obvio que la comunidad científica necesita más apoyo y menos recelo, el cual se debe eliminar.

— ¿Qué respondería si el Presidente le preguntara cómo es que su investigación contribuye al desarrollo del país?

— Le explicaría que trabajamos en temas relacionados con algo llamado química verde o sustentable; el trabajo que se desarrolla en este campo es muy importante porque contribuye al desarrollo de la sociedad mexicana y mundial. La química verde protege el medio ambiente y evita el contacto con sustancias dañinas para los humanos. El desarrollo de estas investigaciones busca mejorar la calidad de vida de las personas, en un medio ambiente cada vez más saludable.

Finalmente, Juaristi realiza un apunte sobre el Premio Heberto Castillo, el cual es otorgado por el gobierno capitalino desde 2007 a través de la ahora Secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei) de la Ciudad de México. En este año se reconocerá además a Hugo Alberto Barrera Saldaña, en el área de tecnología e innovación; José Manuel Valenzuela Arce, en ciencias sociales y a Julio Everardo Sotelo Morales, en ciencias naturales.

“Es satisfactorio saber que el gobierno capitalino está interesado en mantener esta celebración de las contribuciones científicas de investigadores y académicos. Es además un acto encaminado a mantener un ambiente amigable, saludable y de diálogo entre representantes gubernamentales y los científicos. Seguramente la ceremonia de entrega será una oportunidad espléndida para que autoridades se acerquen a nosotros y para que iniciemos, continuemos y redoblemos esa comunicación”.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -