Academia


El regalo a la AMH sería la renovación del apoyo gubernamental: Javier Garciadiego

La Academia está lista para participar y debatir en este cambio que propone la cuarta transformación, añade. Sus historiadores coadyuvan a crear una identidad nacional, dice Beatriz Gutiérrez Müller.

El regalo a la AMH sería la renovación del apoyo gubernamental: Javier Garciadiego | La Crónica de Hoy

Javier Garciadiego, Beatriz Gutiérrez Müller y Luciano Concheiro. (Foto: Adrián Contreras)

"Como en todo cumpleaños, les pedimos a las autoridades educativas y culturales del país que su regalo sea la ratificación de su confianza y la renovación de su apoyo. Ayúdennos a seguir coadyuvando al mejor conocimiento de nuestra historia”, comentó Javier Garciadiego Dantán, presidente de la Academia Mexicana de la Historia (AMH), institución que celebró ayer sus 100 años de vida.

Durante una ceremonia que estuvo presidida por  Beatriz Gutiérrez Müller, asesora de la Coordinación Nacional de Memoria Histórica y Cultura de México, y Luciano Concheiro, subsecretario de Educación Superior,  Garciadiego enfatizó en la importancia de que la AMH continúe trabajando.

“El centenario de la Academia Mexicana de la Historia se da en el contexto de la llegada de un gobierno decidido a ser la cuarta transformación histórica del país. ¿Cuál será la posición historiográfica del nuevo gobierno?, pronto lo sabremos pero desde aquí afirmo que la Academia Mexicana de la Historia está lista para participar y debatir en este cambio. Tenemos experiencia y voluntad, muchas voces sabias”.

Hace mucho, añadió el historiador, que dejamos de ser la institución conservadora de los años iniciales, este año hemos conmemorando los cien años de Zapata o el exilio español.

“Es indiscutible que el Gobierno actual es el que más ha mostrado interés por nuestra historia y también ha anunciado que se harán modificaciones a los libros de texto gratuito que se incorporarán actores, hechos y procesos hasta hoy silenciados por nuestra historiografía. Queremos, podemos y debemos participar”, enfatizó.

Como respuesta, Luciano Concheiro se comprometió a seguir apoyando a la institución. “Estamos aquí para colaborar”, dijo.

Por su parte, Beatriz Gutiérrez Müller señaló que el siglo XXI tiene que ser transdisciplinario,  por lo que felicitó el trabajo de la AMH. 

“Los felicito mucho por llegar y por tener a esta sede que tiene su propia historia, de mantener el deseo permanente de aquellos fundadores y sus subsecuentes miembros”.

La Academia es más que su sede y las reuniones, añadió. “Es un cuerpo colegiado con un papel a la hora de juzgar, criticar y revisar las historias difundidas. Por eso los historiadores de esta academia coadyuvan a crear una identidad nacional”, indicó.

Gutiérrez Muller pidió a Javier Garciadiego incluir a más mujeres, pues sólo el 24% son historiadoras  y seguir descentralizado la difusión de la Historia.

Garciadiego añadió que una institución académica no estatal cumpla 100 años es una proeza. 

“La Academia Mexicana de la Historia lo ha logrado gracias al desinteresado esfuerzo de los historiadores que han sido parte de esta corporación desde hace un siglo y gracias al apoyo del gobierno federal durante la segunda mitad de nuestra existencia, por el aprecio que siempre nos ha mostrado la sociedad mexicana.

“Siempre hemos tenido que superar varios retos y desafíos. La Academia Mexicana de la Historia fue la primera asociación gremial y nació cuando en México todavía no había historiadores profesionales”, agregó.

Al evento asistieron Eduardo Matos Moctezuma, Leonardo López Luján, Vicente Quirarte, Pedro Salmerón, Rodrigo Martínez Barac, Porfirio muñoz Ledo. La ceremonia se celebró en Plaza Carlos Pacheco 21, CH de la Ciudad de México.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -