Academia


El Tec crea botones quirúrgicos para reparar tendones y ligamentos

Es un cincho quirúrgico que disminuye la concentración de esfuerzos mecánicos en el tendón para reducir las tasas de desgarre prematuro, explica el investigador Ramsés Galaz.

El Tec crea botones quirúrgicos para reparar tendones y ligamentos | La Crónica de Hoy

Los botones creados por los investigadores de EU y México distribuyen las cargas y fuerzas al reparar una articulación. (Foto. Ziptek)

El profesor del Tec de Monterrey, Ramsés Galaz desarrolla botones quirúrgicos bioabsorbibles para la reparación de tendones y ligamentos en cirugía ortopédica y, gracias a esa tecnología, fundó la compañía Ziptek.

“Es un cincho quirúrgico que disminuye la concentración de esfuerzos mecánicos en la interfase de sutura-tendón para reducir las tasas de desgarre prematuro. El dispositivo está diseñado para aminorar ese problema al redistribuir la fuerza en un área mayor ejercida por el botón quirúrgico bioabsorbible. México y Latinoamérica tienen mucha necesidad de tecnología médica de alto nivel a menor costo”, indicó el doctor Galáz.

Los botones quirúrgicos ya están aprobados para su uso en pacientes por la Food and Drug Administration (FDA) en Estados Unidos y buscan la homologación en la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), en México.

Galaz Méndez es profesor de la Escuela de Ingeniería y Ciencias del Tec de Monterrey y se unió con el doctor William Ben­nett, de la University of South Florida, quien es reconocido por tener amplios estudios en el campo de la ortopedia así como en medicina del deporte; trabajanen equipo en este proyecto que tiene presencia en México y Estados Unidos.

Juntos, los doctores Galáz y Bennett ya tienen 18 patentes de este dispositivo en diferentes países. “El haber obtenido una aprobación regulatoria en Estados Unidos es un logro significativo para cualquier empresa”, comentó Ramsés Galaz.

Este dispositivo recibió el primer lugar en la categoría Health Innovation Award y el segundo en Pitch Competition en la pasada edición del festival de emprendimiento INCMty.

EMPRESA TECNOLÓGICA. Para lograr la transferencia a los hospitales de la tecnología biomédica que habían desarrollado en laboratorio, William Bennett y Ramsés Galaz fundaron Ziptek. Sus productos son una adición a los dispositivos de reparación de tejidos y fijación de tejidos.

Sus desarrollos no tienen nudos y permiten una reparación rápida y fácil en procedimientos quirúrgicos mínimamente invasivos, en los que el cirujano está trabajando en espacios pequeños o a través de pequeñas incisiones usando un artroscopio.

Entre sus diferentes desarrollos para reparación de tejidos, tendones y otros daños a articulaciones cuentan con un dispositivo con cierre o cremallera que permite al cirujano reparar el tejido sin tener que atar nudos en espacios reducidos, lo que hace la intervención quirúrgica más rápida y simple.

Sus aportaciones tecnológicas no reemplazan todas las indicaciones para atar nudos quirúrgicos, pero tienen el potencial de reemplazar muchas intervenciones donde, hasta ahora, no existía ninguna alternativa que no fuera atar nudos. De esta forma, estos productos estadunidenses y mexicanos le dan a cada cirujano la oportunidad de combinar el uso del botón sujetador quirúrgico con técnicas de atar nudos.

Otros de los desarrollos de la compañía son un tipo de envoltura de cable, llamado Zip-Tie, con el que se unen cables eléctricos o electrónicos dentro de una articulación o una extremidad humanas. Se trata de un botón quirúrgico que viaja por una sutura y bloquea el movimiento en la dirección opuesta. Es un botón quirúrgico autoblocante que puede actuar como una tachuela y crea una mayor área de contacto de la superficie para la cicatrización de tejidos. Con esta herramienta protésica, se extienden las fuerzas sobre el área de la superficie de contacto como lo hace una arandela con un perno. Dado que muchas indicaciones de reparación de tejido incluyen la colocación de tejido en una superficie plana que actúa como una tachuela que sostiene una alfombra en el suelo.

Los inventores consideran que actualmente se encuentran en una etapa en la que están dando a conocer sus botones a los pacientes para que acepten la nueva tecnología e, incluso, lleguen a preguntar a los médicos si son candidatos a usarla.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -