Opinión


El Tren Maya y el desastre ecológico

El Tren Maya y el desastre ecológico | La Crónica de Hoy

DRA. OLGA SÁNCHEZ CORDERO

SECRETARIA DE GOBERNACIÓN

 

+En momentos de crisis, mejor pretender

una vela que maldecir la oscuridad

Agustín Carstens

Al interior del gobierno de la Cuarta Transformación, las disputas son intensas entre quienes quieren crear negocios y quienes quieren transformar radicalmente al país. Los primeros, parece que poco a poco van ganando la partida a los presuntos idealistas.

Para muestra, un botón:

Hubo hace escasos días un evento a puerta supercerrada, donde este espacio pudo percatarse de una reunión entre diputados federales de MORENA y el titular de la SEMARNAT, Víctor Manuel Toledo Manzur, con el objetivo de acordar estrategias para defender el presupuesto del ejercicio 2020, así como la legislación pendiente en la materia.

Puedo, así, asegurarle —aunque pueda considerarse obvio— que la disposición de los diputados morenistas es total para lo que proponga el gobierno de su líder en materia presupuestal y legislativa. Con mayor precisión es posible afirmar que esa disposición prácticamente llega—más obvio aún— a la absoluta sumisión a los designios del presidente López Obrador.

Pero siempre hay una reserva de crítica y los diputados le preguntaron al secretario Toledo cuáles son los riesgos verdaderos de la construcción del Tren Maya. Toledo aseguró que, en términos ambientales, los riesgos son mínimos porque si las obras se apegan a la legislación ambiental, los daños a los bosques, las selvas y las aguas serían controlables, no se alteraría el equilibrio ecológico.

Eso, en cuanto al tendido de las vías y la construcción de las estaciones del Tren Maya. Pero, sin que le preguntaran más, el secretario externó un gran temor:

Dijo que si los grandes intereses económicos que ya participan en este proyecto insisten en desarrollar polos de desarrollo turístico y urbano en torno a las estaciones del tren, los daños al medio ambiente serán incalculables

Alarmados, los diputados preguntaron si esas pretensiones de los grandes grupos empresariales podían hacerse realidad, dado que el gobierno de AMLO le está otorgando prioridad a lo social y lo político por encima de lo económico. 

La respuesta del titular de SEMARNAT fue contundente: refirió que esos grupos económicos están ganando la partida al interior del primer círculo del presidente, quien con la salida de Carlos Urzúa de la Secretaría de Hacienda, los intereses privados que representa Alfonso Romo desde el cargo que ocupa, están indetenibles y ya sería prácticamente un hecho que el Tren Maya y sus estaciones serán centros de desarrollo turístico y urbano.

El secretario enfatizó que esos proyectos difícilmente se van a frenar y, ahí sí, se podrá provocar un desastre ecológico en toda la Península de Yucatán. Es irónico, dijo Toledo, que el Tren Maya en sí mismo no conlleve riesgos de daño ambiental significativo, pero los polos de desarrollo empresarial, si se realizan como parece ser, sí podrán generar un verdadero ecocidio.

Y ahí sí quiero subrayar, de manera CONFIDENCIAL, que los diputados de MORENA expresaron su desconcierto y pidieron al titular de la SEMARNAT que impida ese desastre.

Sin embargo, Toledo habría contestado que los intereses económicos son muy poderosos y, lamentablemente, el gobierno de AMLO necesita de esas inversiones y le es indispensable anotarse un gran triunfo con la construcción del Tren Maya.

Eso sí, el secretario Toledo solicitó el apoyo de los diputados para obtener más presupuesto en 2020 y, a cambio, ofreció atender y resolver problemas ecológicos específicos en los distritos de los legisladores, para que éstos se anoten pequeños pero poderosos triunfos políticos en su terruño.

Todo esto último, a la usanza del viejo sistema político que, supuestamente, va a transformar la 4T.

 

Leopoldo Mendívil

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -