Opinión


El truco del aro y la pelota de metal

El truco del aro y la pelota de metal | La Crónica de Hoy

Recientemente me puse a pensar en los cambios de volumen que tienen ciertos cuerpos con el cambio de temperatura. Por ejemplo, el metal se expande con el calor y se contrae con el frío. Esto sucede porque la temperatura es la energía cinética promedio que tiene un cuerpo y entonces entre más caliente, más energía, y las partículas que lo componen andan más de aquí para allá.

Esto puede ser ocupado para hacer planes mágicos. Imaginemos que usted amigo lector es un mago y quiere sorprender a pequeñines y grandes, por lo que dispone de recursos y de un orfebre muy hábil que le fabrica una bola de metal que muy apenas cabe en un aro, también de metal.

Usted, como mago, hará una demostración pública de que el poder de la concentración logrará evitar que la bola de metal entre por el aro —sí, claro— (sarcasmo). Para esto, usted primero atraviesa la bola de metal en el aro para así demostrar que sí cabe a la perfección, después empieza la distracción, como todo buen truco de magia, y seguido de ello empieza a jugar con la bola entre las palmas de sus manos, girando de aquí para allá el objeto y diciendo palabras como de que podemos hacer cosas increíbles con la mente.

Obviamente podemos hacer cosas increíbles con nuestra concentración, pero ésa es harina de otro costal. Ahora bien, de tanto estar jugando la bola de metal con nuestras manos habremos transmitido calor a dicha esfera y esta ha de expandirse por el aumento de temperatura y ya no podrá pasar por el aro. Y así hemos hecho magia con la ciencia, o mejor dicho, hemos aplicamos conocimiento científico a la diversión de chiquitines y grandes, como en el circo.

Atentamente

Twitter: @chicoparticulas

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -