Opinión


El Vaticano le dice adiós al plástico

El Vaticano le dice adiós  al plástico | La Crónica de Hoy

El Estado Vaticano, a pesar de ser un pequeño país enclavado en la ciudad de Roma, con una extensión de apenas 0.44 Kilómetros cuadrados, ha dado ejemplo mundial en distintas acciones a favor de la ecología, como es el caso de haber habilitado en la Sala Paulo VI, que es un espacio alternativo con capacidad para 6 mil 300personas, unos 2400 paneles de energía solar, suficientes para garantizar la autosuficiencia energética de este amplio edificio, en materia de calefacción e iluminación, lo que le valió varios reconocimientos y distinciones internacionales.

Esta vez, inspirado en la primera Encíclica del Papa Francisco dedicada a la ecología y titulada: “Laudato Si, sobre el cuidado de la casa común”, el Vaticano se comprometió a una disminución paulatina del consumo de plástico para convertirse, a finales de este año, en un espacio libre de plástico, según informó la agencia Vatican News,  que también refirió las primeras medidas ya tomadas, de modo que los responsables de jardinería y limpieza urbana de este Estado, ya han detenido la compra-venta de plástico desechable, y cuando se acaben las reservas de este material, el territorio será proclamado como libre de plástico.

Aunque el Estado Vaticano tiene una población menor a los mil habitantes, en su interior existe una tienda a la que ellos y otros empleados tienen acceso, pero millones de turistas también visitan sus museos, su oficina postal, una tienda de arte sacro, en las que también el plástico será eliminado. Se estima que el Vaticano genera mil toneladas de basura al año, en parte por el flujo de turistas, parte de las cuales, incluye plástico.

De acuerdo a la información que proporcionó Rafael Ignacio Tornini, encargado de Jardinería y limpieza Urbana,  el Vaticano ha alcanzado un alto nivel de reciclaje, ya que el 55 por ciento de los residuos se clasifican, y se ha fijado la meta de alcanzar el 70% en tres años más. En la Plaza de San Pedro, que es muy transitada, se han colocado contenedores específicos para plástico, con los que se recaudan 10 kilos al día, y también se han instalado estaciones de agua potable para reducir la venta de botellas de plástico.

En cuanto a los residuos especiales, que merecen especial atención, en el año 2016 se creó una isla ecológica, el Eco-centro, donde se depositan estos materiales y en el 2018, este centro fue reforzado de acuerdo a los Códigos existentes en la Unión Europea, de modo que han logrado aumentar la recolección de residuos en un 98 por ciento.

También informó que tanto en los jardines vaticanos como en los del palacio veraniego de Castel Gandolfo, que es propiedad de la Santa Sede, se están utilizando abonos naturales de buena calidad, aprovechando unas 400 toneladas de los cortes de poda mezclados con tierra de buena calidad.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -