Cultura


El velo alzado, de George Eliot, “una perfecta narración gótica”

Llega a México la novela de la autora inglesa / Un relato temprano que tiene una verdadera búsqueda espiritual y filosófica de la realidad humana: Adriana Díaz

 El velo alzado, de George Eliot, “una perfecta narración gótica” | La Crónica de Hoy

Escultura en homenaje a la escritora ubicada en Newdegate Street, Nuneaton

Un relato gótico donde el protagonista es clarividente y el resto de los personajes son frívolos, en especial, Bertha, la hermosa mujer de quien se enamora el narrador: Latimer. Esa es la trama de El velo alzado, novela escrita por Mary Ann Evans (Reino Unido, 1819-1880), mejor conocida como George Eloit, y que ahora llega al país gracias a la traducción de Adriana Díaz Enciso y a la edición de la Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial de la UNAM.

El libro presenta a un joven frágil y enfermizo de nombre Latimer que tiene la sensibilidad de un poeta: inútil para toda actividad utilitaria que pudiera hacerle ocupar un lugar en la sociedad, pero despierto a la belleza del arte y la naturaleza.

“Para Latimer la capacidad de clarividencia es un infierno, una tortura, pero parte del misterio y atracción que siente hacia Bertha es que es la única persona de quien no lee sus pensamientos. Entonces, ella es un misterio para él, aunque nosotros como lectores nos damos cuenta que la cosa va a ir mal, de que es una mujer muy fría y frívola, sabiendo que para Latimer es doloroso ver la bajeza y el vacío que hay en las mentes de otros”, explica la traductora.

Díaz Enciso detalla que George Eliot era considerada en su época como una mujer brillante, una de las inteligencias más grandes de Inglaterra, sin embargo, decían que era muy fea, hombruna y desagraciada.

Bertha es el prototipo de villana calculadora y hermosa que perfeccionaría Eliot después con sus personajes Rosamond Vincy en Middlemarch o con Gwendolen Harleth en su última novela Daniel Deronda.

Uno de los episodios de la novela El velo alzado que causó polémica en su momento, fue cuando Eliot describe una transfusión de sangre, agrega la traductora.

“Hasta a su editor no le gustó, pero no podía darse el gusto de rechazar el relato que era de George Eliot porque ella acababa de tener un éxito enorme con su primera novela (Adam Bede). El editor sugirió que se eliminara la escena de la transfusión porque le pareció de mal gusto, sin embargo, Eliot defendió siempre su obra combativamente y dijo que la escena debía estar allí”, narra.

Ese elemento le recuerda a Díaz Enciso a las transfusiones de sangre en Drácula, de Bram Stoker, que escandalizó a la sociedad victoriana. “Les parecía de mal gusto, sensacionalista y había una intuición de la intimidad que supone el intercambio de sangre y fluidos lo cual consideraban algo no muy educado”.

SIN RELIGIÓN. 

¿Por qué la autora británica cambió su nombre para firmar sus obras? se le pregunta a la traductora.

“La gustaba cambiar de nombre, pero ciertamente que haya asumido un seudónimo con nombre de hombre tenía que ver con que era más fácil que un libro fuera tomado en serio en esa época, en la Inglaterra victoriana, o al menos que no se supiera que fuera mujer. Era una práctica común en esa época”, responde Díaz Enciso.

Aunque desde su primera novela Eliot fue famosa, tiempo después se descubrió quién era: una mujer, entonces ella conservó el seudónimo, pero ya no había manera de que fuera rechazada por ser mujer porque era tan grandiosa escritora que su éxito fue enorme, añade Díaz Enciso.

-¿Su rompimiento con la religión se refleja en todas sus obras?

-La pérdida de la fe para George Eliot influyó en toda su obra y en su vida fue algo que arrastró como un vacío doloroso. Eliot trasladó su fe religiosa a la razón y tenía como sentido moral estricto a la virtud, al sacrificio y la razón. Sin embargo, ese fuerte vacío la hizo muy susceptible a la depresión. 

 

"Ese rigor de la razón se puede en sus obras más famosas como Middlemarch y también se puede ver en El velo alzado, en esta novela nos asomamos al vacío existencial de la desolación y desesperanza a través del protagonista Latimer que probablemente era parte del conflicto existencial de la misma Mary".

-¿El velo alzado es una obra menor?

-Es una obra menor pero sólo si la comparamos con sus otras novelas de Eliot que son monumentales. El velo alzado es un relato muy breve y temprano, pero si la consideramos en sí misma, es una joya, es un relato perfecto, una perfecta narración gótica pero genuina porque había mucha literatura gótica en la época que nada más seguía la moda, hay en esta novela una verdadera búsqueda espiritual, filosófica de un dilema y un conflicto existencial, hay una realidad humana perfectamente articulada.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -