Salud


Elige el buen fin para tus hijos: logoterapia

Salud mental. La vida aislada en la que vive la sociedad contemporánea impide que el hombre se cuestione el porqué de su existencia, con lo que al evadir esta necesidad mental, se genera el vacío, disparando así la crisis social que prevalece en la actualidad. #HazTerapia

Elige el buen fin para tus hijos: logoterapia | La Crónica de Hoy

¿Quieres asegurarte de que tus hijos sabrán cómo sobrevivir cuando tú no estés aquí? Déjalos que se aburran, que sepan lo que es la frustración, prívalos de la tecnología durante sus primeros años de vida y no sólo les ayudarás a fortalecer su desarrollo neuronal sino que además tendrás la oportunidad de formar un ser humano.

Mientras la versión digitalizada del ser humano recorre el universo virtual, en el mundo real las personas experimentan sensaciones como miedo, ansiedad y vacío, sentimientos que no tuvo la oportunidad de asimilar en carne propia durante su desarrollo, y que al carecer de elementos mentales para poder explicarlos, recurre a íconos e imágenes que expresan sus emociones.

Es así como a través de los Emojis (dibujo de cara que expresa una emoción), los individuos proyectan la manera como se comunican sus neuronas, al tiempo que dan una idea de qué tan regulados se encuentran sus niveles de neurotransmisores, es decir, si falta dopamina o serotonina, lo más probable es que las cuentas de las redes sociales tengan “caritas tristes”.

En la actualidad, las personas han perdido el miedo a desnudarse en el mundo virtual, por lo que no temen mostrarse vulnerables en las redes sociales, ya que un emoji que exprese alguna emoción contraria o adversa no le genera una amenaza a su persona física.

Sin embargo, y de manera paradójica, las personas buscan contenidos cargados de emociones, experiencias y mensajes positivos, —todo dentro de la caja ciberelectrónica—, y cuando éstos son de su agrado, otorgan un “me gusta” y “los comparte”. Si este interés se pudiera combinar con la apertura virtual de la sociedad actual a mostrarse como son sin temor, entonces podría lograrse algún mecanismo que los enganche para que acepten a vivir experiencias reales.

“Los jóvenes no saben cómo enfrentarse a los ojos con el otro. Tienen miedo al contacto humano porque duele, por eso están conectados a las pantallas y con sus audífonos, para no darse cuenta de que necesitan de alguien”, advirtió Cuca Valero Cuevas, Directora General del Centro de Estudios Casa Viktor Frankl.

La ruta de la mente. Aunque atrapados en las tierras binarias del mundo virtual, algunos padres de familia tratan de rebelarse procurando evitar que la atención y razón de sus hijos sea dominada por un dispositivo móvil, pues saben que la pantalla negra es como el hipnótico canto de las sirenas, hechizo que adormecerá y será letal para el desarrollo de las neuronas infantiles.

Sin entrar en sofisticadas explicaciones científicas y haciendo uso del sentido común que pueden tener los seres humanos, Cuca explica que cada vez que se deja un celular en la mano de un niño, se le está privando de la posibilidad de que él descubra su creatividad, herramienta con la que sobrevivirá y podrá anteponerse a la incertidumbre que ofrece el mundo en el futuro inmediato.

Al referirse a las probabilidades de que ocurran hechos naturales o sociales catastróficos en México, o cualquier otra parte del mundo, la representante de la logoterapia explicó que ante este tipo de eventos el ser humano cuenta con una fuerza espiritual que lo impulsa a lograr hazañas inverosímiles para lograr la sobrevivencia. Citando la experiencia de Viktor Frankl al sobrevivir a los campos de concentración nazi, la entrevistada apuntó que en circunstancias catastróficas como éstas el ser humano enfrenta un fenómeno mental llamado la Triada trágica, del cual si no supera el sufrimiento y la culpa quedará confinado a la muerte.

“Imagina al niño a quien sus papás lo entretuvieron con un celular, como nunca se aburrió ni conoció la frustración, jamás desarrollo su creatividad, si ante el caos logró sobrevivir… ¿sabrá a dónde ir o qué hacer? No lo sé, lo que se ha observado es que el cerebro de estos niños está tan mermado que carecen de los recursos mentales mínimos para superar a la Triada trágica y por eso es que en un lapso de quince días ellos mismos se quitan la vida”.

Dicho esto, Cuca Valero Cuevas hizo un silencio, pausa en la que surgen cuestionamientos, el más elemental es tratar de averiguar el para qué de la sobrevivencia ante la permanente amenaza del fin de la existencia. “Necesitamos poner al ser humano en el centro de nuestro interés, el problema es que este tipo de mensajes (la entrevista realizada con ella) sólo le importan a quienes están conscientes de esta descomposición social… veo muy difícil que el mundo se pueda arreglar pero si las palabras jalan, el ejemplo arrastra y los padres de familia pueden intentar aprovechar esta última oportunidad”, concluyó la Directora General del Centro de Estudios Casa Viktor Frankl.

Para reorientar el camino. Ante la necesidad de revalorizar al ser humano, el Centro de Estudios Casa Viktor Frankl organizó el Primer Foro Internacional Latinoamericano de análisis existencial y logoterapia, en el que participaron poco más de veinte especialistas de Gran Bretaña, Perú, Italia, Uruguay, Colombia, entre otras naciones. Este foro se celebrará los días 9 y 10 de noviembre del año en curso en el Auditorio Fundación Centro Histórico (Bolívar no.38 Col. Centro) y en palabras de la directora general, Cuca Valero, el objetivo es invitar a toda persona interesada en aprender la gran diferencia que hay entre existir y vivir, pues “todos estamos vivos pero existir es tener la conciencia de nuestra vida”.

 

Centro de Estudios Casa Viktor Frankl, S.C.

Sitio: www.casaviktorfrankl.edu.mx

Facebook: @casa.frankl

Correo: informes@casaviktorfrankl.com

Teléfono: 55-5523-1250

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -