Bienestar


Ely Guerra participa en campaña dolor a mis espaldas

Mediante la creación de una pieza musical, Ely Guerra busca dar nombre y rostro a una enfermedad “invisible” y sembrar en adultos jóvenes el mensaje de buscar orientación médica

Ely Guerra participa en campaña dolor a mis espaldas | La Crónica de Hoy

Con el propósito de ayudar a aliviar el dolor e incertidumbre que causa una enfermedad como la espondilitis anquilosante (EA), Ely Guerra y Los Viejos se unen a la campaña Dolor a mis Espaldas de Novartis, la cual tiene como objetivo generar conciencia y llamar la atención sobre los síntomas de esta enfermedad, al tiempo que busca empoderar a la población a recibir apoyo y conectarse con un reumatólogo 

Mediante la creación de una pieza musical, Ely Guerra busca dar nombre y rostro a una enfermedad “invisible” y sembrar en adultos jóvenes el mensaje de buscar orientación médica especializada, en caso de tener un dolor en la espalda baja, de origen o causas inexplicables, duradero y que no se controla con tratamientos comunes. 

La espondilitis anquilosante es una forma crónica de artritis que afecta las articulaciones en la base de la columna vertebral, causando inflamación e hinchazón en ellas. De no ser diagnosticada y tratada en fases tempranas, progresa hasta unir las vértebras, disminuyendo drásticamente su flexibilidad y libertad de movimiento. Esto provoca mucho dolor, un daño destructivo, implacable y potencialmente incapacitante.

Katya Herrejón, especialista de InmunoDerma en Novartis México resaltó que “la enfermedad afecta principalmente a adultos jóvenes, hombres y mujeres por igual, y es muy difícil de diagnosticar en sus inicios. De hecho, sólo 1 de cada 20 personas que tiene dolor de espalda recibe un diagnóstico de EA”.

De ahí, la importancia de crear conciencia sobre la necesidad de un diagnóstico y tratamiento temprano, que permitan tener un mejor pronóstico del paciente con espondilitis anquilosante y así evitar la progresión de la enfermedad. 

La especialista sumó que “desafortunadamente, el camino hacia el diagnóstico de la espondilitis anquilosante es largo y angustiante, pues tarda entre 7 a 10 años desde el inicio de los síntomas hasta el diagnóstico correcto”. 

Agregó que se desconoce aún la causa de dicha inflamación en las articulaciones y las vértebras de la columna.  De igual forma, mencionó los principales síntomas que acompañan esta enfermedad “dolor de espalda baja, fatiga extrema, problemas para dormir, movilidad limitada en la espalda baja que empeora en la mañana o en la noche y rigidez dolorosa que impide que los pacientes realicen, incluso, sus rutinas diarias, simples, como levantarse de la cama por la mañana o incluso cargar a tu bebé, ya que suelen ser actos muy dolorosos”. 

Como parte de la campaña, se pone a disposición del público el micrositio doloramisespaldas.com

 

Comentarios:

Destacado:

+ -