Opinión


En la PGJ, ni las formas ni el fondo

En la PGJ, ni las formas ni el fondo | La Crónica de Hoy

En la PGJ, ni las formas ni el fondo

Decía don Jesús Reyes Heroles: “La forma es fondo”. Y la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, (en buena parte por culpa de su equipo de Comunicación) ha fallado al emitir posturas en torno al secuestro y homicidio de Norberto Ronquillo. En un caso tan delicado, la abogada de la ciudad se refiere al hallazgo del cuerpo de un “estudiante de una escuela privada”. Siempre los benditos formalismos. No se trata de si pertenecía a un plantel público o privado; tenía un nombre, Norberto, era un ser humano, un hijo, novio, amigo…La PGJ tardó en tomar el caso desde que tuvo conocimiento de éste y ahora la titular tropieza al abordarlo. Hablamos de la poca sensibilidad y nulos resultados de un caso, y los que faltan.

 

A los policías les falta barrio

Cansado de ver en redes sociales cómo vendedores ambulantes, infractores del Reglamento de Tránsito y narcomenudistas golpean a los policías hasta saciarse, sólo por hacer su trabajo, el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana ya ordenó capacitar a todos sus agentes: primero en defensa personal y después a enfrentar a los agresores sin violentar sus derechos humanos, lo que seguramente va a estar en chino,  pues no será fácil detener a delincuentes “con pincitas”. Lo cierto es que en el Instituto de Formación de Policías y en algunas bases de operación ya aparecieron expertos en la materia, quienes están enseñando desde cero a los policías a defenderse. Nos dicen que es una tarea difícil, puesto que muchos de los uniformados, sino es que la mayoría, no saben meter las manos, es decir que “les hizo falta barrio”, como se dice coloquialmente cuando uno aprende a pelear a puño limpio. ¿Podrán instruirse correctamente?  

 

Aceves viola Ley de Cultura Cívica y Reglamento de Tránsito

Eso de predicar con el ejemplo, como reza el refrán popular mexicano, no encaja del todo bien en la alcaldesa de Tlalpan, Patricia Aceves Pastrana. Y es que la morenista ordenó colocar vallas de plástico para evitar que autos se estacionen afuera de su casa, lo que está prohibido por la Ley de Cultura Cívica y por el Reglamento de Tránsito. Nos dicen que la acción fue mal vista por los vecinos y comerciantes de la zona, pues sólo es en la calle Allende, donde vive la exrectora de la UAM, donde se colocaron trafitambos y barreras de plástico para impedir el aparcamiento de automóviles; cuadras más adelante, en la zona de hospitales, ya se puede observar una gran cantidad de vehículos estacionados hasta en doble y triple fila. La alcaldesa argumentó que la medida es parte de un plan contra la inseguridad, entonces habría que preguntarle si pondrá los obstáculos naranja en todo el territorio.

 

pepecapitalino@gmail.com
Twitter: @PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -