Nacional


“En México, las facilidades para hacer investigación no son las óptimas”: Ranulfo Romo Trujillo

Entrevista. Al científico ganador del Premio Crónica en Ciencia y Tecnología 2019, le sorprende que, “en contraste, haya esfuerzos por comunicar la información de ciencia que ni en países como Francia difunden los principales diarios; aquí, hay esfuerzos de organizaciones como El Colegio Nacional y esfuerzos de comunicación como Crónica que es conducto para que se informe a gente perceptiva”

“En México, las facilidades para hacer investigación no son las óptimas”: Ranulfo Romo Trujillo | La Crónica de Hoy

Actualmente estudio en qué circuito cerebral percibimos el tiempo. Todos hemos tenido la sensación de que, a veces, el tiempo pasa lentamente y en otras ocasiones, sentimos que pasa rápidamente. Ésta es una variable muy importante que influye en nuestras percepciones, memoria y en la toma de decisiones. No soy yo el único que está buscando respuesta a esta pregunta pero estamos profundizando porque se vincula con otras aportaciones que hemos hecho anteriormente”, comenta a Crónica Ranulfo Romo Trujillo, Premio Crónica 2019 en Ciencia y Tecnología.

El siglo XXI ha sido llamado el siglo del cerebro, porque la ciencia ha comenzado a descifrar el organismo más complejo y que gobierna los movimientos del cuerpo humano, los pensamientos y las emociones. Romo Trujillo es considerado como uno de los protagonistas de esta epopeya científica pues durante muchos años ha estudiado una de las funciones más importantes del cerebro: los mecanismos de percepción.

“Imaginemos un sujeto que tiene frente a su campo visual una manzana. Nosotros estudiamos cómo las neuronas del cerebro reconstruyen un objeto tan complejo como esa manzana, con su forma, color, textura y eventual movimiento. Entender este proceso es muy importante porque sin él, nosotros no tendríamos nunca experiencias. Todo nuestro aprendizaje perceptual está basado en esta entrada de información de objetos. Esta información ingresa por mis ojos, oídos, manos u olfato y en alguna zona del cerebro las neuronas reconstruyen el objeto”, indica.

“Como sucede con todas las investigaciones, uno abre un campo, hace algunas aportaciones y luego hay que refinar los hallazgos y revisar las aportaciones. Actualmente me interesan las variables físicas que influyen en la percepción del tiempo dentro del cerebro, cómo codificamos cientos de estímulos del mundo externo y ordenamos”, indica este científico, egresado como médico cirujano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y quien, desde los 24 años, profundizó en los estudios sobre fisiología del cerebro, estudiando epilepsia, parkinson y el ciclo de vigilia y sueño.

Nacido en Ures, Sonora, Ranulfo Romo es miembro de El Colegio Nacional. El Dr. Romo considera que comunicar los hallazgos de sus investigaciones es una parte muy importante de su trabajo, por medio de la docencia y a  través de conversaciones con medios de comunicación.

“Sé que yo trabajo en México con financiamiento público y tengo el compromiso de aportar a la sociedad. Por ejemplo, los estudios sobre la manera como el cerebro percibe el tiempo influyen en la manera como las personas se miran a sí mismas y también la manera como miran la ciencia”, agrega el investigador del Instituto de Fisiología Celular (IFC), de la UNAM.

Legado y transmisión. Ranulfo Romo dice sentirse sorprendido del número de felicitaciones y comentarios que ha recibido tras anunciarse que ganó el Premio Crónica, que se otorga a mexicanos que han hecho grandes aportaciones a México y al mundo pero que no han sido suficientemente visibilizados.

“Cada premio tiene un lugar especial y uno los vive de manera diferente, pero en este caso he recibido muchas felicitaciones de otros investigadores y amigos, lo que me hace ver el trabajo que ha hecho Crónica durante muchos años para fortalecer la presencia de las noticias de ciencia entre la sociedad. Uno trabaja sin proponerse ni buscar premios pero desde luego estoy muy agradecido de haber sido incluido en esta iniciativa tan afortunada de Crónica”, indica el universitario mexicano que ha realizado investigaciones en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos; en la Universidad de Fribrugo, Suiza; en el Colegio de Francia, en París, y en el Centro Médico Nacional, del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Como profesor ha impartido clases en la Universidad de Harvard, en el Instituto Tecnológico de Massachusetts —ambos en Estados Unidos—, así como en el Instituto Karolinska, de Suecia.

“Desafortunadamente en México las facilidades para hacer investigación no son las óptimas. La ciencia es una cuestión que no es una prioridad para los diferentes gobiernos que han encabezado el país, por eso los investigadores vivimos una suerte de desamparo. Por una parte, yo veo que hay una mala interpretación de las propias políticas públicas hacia la ciencia, y por otra parte lamento que no haya continuidad en ciertos programas.

“En contraste, quiero decir que algo que me sorprende es que en México sí hay muchos esfuerzos por comunicar la información de ciencia pues incluso en algunos países europeos con gran tradición científica, como Francia, no es común ver noticias de ciencia en diarios importantes como Le Monde. En México hay esfuerzos de organizaciones como
El Colegio Nacional y esfuerzos de medios de comunicación como Crónica. Yo creo que estos esfuerzos valen mucho la pena porque la gente está muy interesada en la información de ciencia y, en mi experiencia, las personas que reciben información de ciencia son muy receptivas”, subraya Ranulfo Romo Trujillo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -