Metrópoli


En módulos-Pilares, policías terminarán la preparatoria

Además de ofrecer servicio de vigilancia, serán utilizados para que los uniformados continúen sus estudios. Dice Claudia Sheinbaum que la mayoría de los agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana sólo terminó la secundaria.

En módulos-Pilares, policías terminarán la preparatoria | La Crónica de Hoy

La mayoría de las estaciones de policía que fueron instaladas en bajopuentes y puntos estratégicos en la administración de Miguel Ángel Mancera, ya no operan. (Foto: Cuartoscuro)

Los módulos de policía, ubicados en bajopuentes y puntos estratégicos de la Ciudad de México que fueron abandonados desde hace seis meses, se reactivarán y se convertirán en Puntos de Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes (Pilares), para que los uniformados puedan terminar su preparatoria.

Lo anterior lo informó la jefa de Gobierno, Claudia Shienbaum, quien presentó las acciones de fortalecimiento de la Estrategia de Seguridad.

Crónica publicó el 14 de junio pasado que el Gobierno de Sheinbaum abandonó los módulos de policía de ocho alcaldías.

“40 estaciones de policía, además de dedicarse a la vigilancia se transformarán en Pilares, en donde además la Policía podrá tener espacio para poder terminar sus estudios de preparatoria”, dijo ayer la mandataria morenista.

Y agregó: “La mayor parte de los policías de la Ciudad de México sólo tienen secundaria y estamos abriendo las estaciones de policía para que en el corto plazo la mayoría de ellos tengan preparatoria”.

El jefe de la Policía, Jesús Orta Martínez, ya había adelantado que, además de contar con la presencia de la Guardia Nacional en la Ciudad de México, la policía capitalina recuperaría los módulos de vigilancia que fueron abandonados y que se iban a ocupar como oficinas de algunas dependencias de la administración capitalina.

Lo anterior, dijo, para reforzar la seguridad y evitar que se genere un efecto cucaracha.

Asimismo, el secretario de Seguridad Ciudadana indicó que continuará la vigilancia a través de los Cuadrantes, así como el patrullaje.

“El tema de cuadrantes sigue siendo la estrategia base  y nosotros lo que vamos a hacer con la recuperación de módulos, con varias acciones que ya se van a anunciar el martes, es fortalecer el tema de cuadrantes justamente para evitar que esto tome un efecto indeseado de dispersión de incidencia delictiva, aquí lo importante es que nuestra estrategia base se fortalece, porque es la que cubre todo el territorio”, indicó Orta Martínez.

OLVIDO. En Gustavo A. Madero, Tlalpan, Azcapotzalco, Miguel Hidalgo, Cuauhtémoc, Magdalena Contreras e Iztapalapa, la mayoría de las estaciones de policía que fueron instaladas en bajopuentes y puntos estratégicos durante la administración de Miguel Ángel Mancera, ya no operan.

El equipo de cómputo que se había instalado en los sitios ya fue retirado, lo mismo que las pantallas, aunque algunas fueron robadas —como la de la estación de Balbuena (un ladrón se disfrazó de policía y se la llevó a las 13:00 horas)—. Asimismo los agentes que se encontraban ahí, fueron reubicados.

Claudia Sheinbaum había asegurado que las estaciones no tenían impacto contra la delincuencia; que los ocuparía como oficinas de algunas dependencias.

En un recorrido por 30 de estos lugares se comprobó que en los cubículos sólo queda un policía bancario —ya no Auxiliar— cuidándolo.  “No quieren que los grafiteen (a las estaciones de policía), rompan los cristales o se vengan a orinar”.

Por tal motivo el presidente del PAN en la CDMX, Andrés Atayde Rubiolo, consideró inaceptable que pese a la crisis de seguridad que vive la administración local pretendiera desmantelar los módulos de Seguridad Pública en la ciudad, pues, dijo, son una de las pocas herramientas que tiene la ciudadanía para acceder a la protección de las fuerzas policiales.

Ante el visible abandono de los módulos de Seguridad Pública creados para monitorear y combatir delitos y fomentar la cercanía de los policías con los ciudadanos, el líder del PAN capitalino lamentó que la presencia policial haya disminuido en esas unidades y que no existan las condiciones básicas para atender las denuncias de las y los vecinos.

 “Si las cifras oficiales reconocen que la operación de los módulos de seguridad pública permitió disminuir del 1 a 10 por ciento la comisión de delitos de alto impacto en 11 de 13 Alcaldías, es irónico que ahora los quieran desaparecer”, cuestionó Atayde Rubiolo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -