Nacional


En pobreza laboral, más del 50% de la población

Según datos del Coneval, el porcentaje de personas pobres por ingresos alcanzó el 53.1% en abril, y en mayo subió a 54.9%. Se debe al aumento del desempleo abierto y del encubierto, y a la caída de la actividad económica en estos meses.

En pobreza laboral, más del 50% de la población | La Crónica de Hoy

Foto: Especial

La crisis económica derivada de la pandemia del COVID-19 ha golpeado severamente el ingreso de los mexicanos, lo que se ha visto reflejado en que la pobreza laboral alcanzó al 53.1% de la población durante los meses de abril y mayo de 2020, reveló este lunes en un reporte el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

De acuerdo con el Consejo de Evaluación, que sustenta su reporte en datos de la Encuesta Telefónica de Ocupación y Empleo (ETOE), estima que el porcentaje de personas pobres por ingresos alcanzó al 53.1% de la población en abril pasado, mientras que en mayo, la proporción subió a 54.9%, lo que se atribuye a la afectación de los ingresos por la pérdida de empleos abiertos y encubiertos y a la caída en la actividad económica en los meses referidos.

El confinamiento obligado por causa del SARS-CoV-2 ha afectado al mercado laboral a través de la forma en que se llevan a cabo las actividades cotidianas y productivas, repercutiendo de igual modo en la dinámica económica.

Coneval apuntó que el porcentaje de la población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria promedio del valor rural y urbano alcanzó a más de la mitad de los mexicanos, en buena parte porque el ingreso laboral per cápita con la ETOE se redujo 6.2%, al pasar de mil 516.93 pesos en abril a mil 422.24 en mayo.

Asimismo, destacó que la pandemia del COVID-19 provocó tanto la disminución en el número de ocupados como del ingreso laboral, lo cual afectó negativamente la masa salarial, ya que para mayo se estima que la masa salarial con la ETOE fue de 176,596.55 millones de pesos en abril y bajó a 163,219.68 millones de pesos en mayo, lo que representó una caída de 7.6% mensual.

En el contexto de la emergencia sanitaria y la desaceleración económica, la pérdida de empleos no sólo significa la disminución de los ingresos del hogar, sino también la imposibilidad de hacer uso de las prestaciones laborales a las que se tiene acceso mediante éste, por ejemplo, el acceso a los servicios de seguridad social y de salud.

Según el análisis realizado por Coneval respecto a abril y mayo, revela que el porcentaje de personas en pobreza laboral calculada a partir de la ETOE fue de 53.1% y 54.9%, respectivamente.

Coneval subrayó que el mayor cambio porcentual de pérdida de empleos se observó en los grupos de jóvenes y adultos mayores, ya que entre el primer trimestre y mayo de este año, el grupo de 15 a 29 años perdió aproximadamente el 25% de los empleos, el grupo de 30 a 64 años perdió el 18.9% y el grupo de 65 y más perdió el 30.2%.

El Consejo de Evaluación también destaca en su estudio que en mayo pasado, un 43% de las personas con empleo tuvo acceso a servicios de salud, mientras que 57% reportó no tener acceso.

El Coneval también señaló que con la ETOE, el ingreso laboral se redujo 6.2%, al pasar de $1,516.93 en abril, a $1,422.24 en mayo.

Al hacer un seguimiento de este proceso en los hogares encuestados mediante la ETOE en abril y mayo, la información indica que el 11.7% de las personas del análisis pasó de no estar en pobreza laboral a estar en pobreza laboral y el 10.3% pasó de estar en pobreza laboral a no estarlo.

El reporte refiere que entre las personas que dejaron de estar en pobreza laboral, 27.4% se emplearon en el sector informal y 7.6% en el sector formal.

En lo referente a las actividades laborales, el estudio apunta que las afectaciones provocadas por la pandemia del COVID-19 ocurrieron en magnitudes desiguales, tanto en el sector formal como en el informal. El empleo se redujo 13.7% en el sector formal y 27.2% en el informal, entre el primer trimestre (ENOE) y mayo (ETOE) de 2020.

En términos porcentuales, la mayor pérdida de empleos se concentra en los grupos de jóvenes y adultos mayores. Entre el primer trimestre (ENOE) y mayo 2020 (ETOE), el grupo de 15 a 29 años perdió aproximadamente el 25.0% de los empleos; en el grupo de 30 a 64 años, 18.9%; y, en el grupo de 65 y más, 30.2%.

Comentarios:

Destacado: