Academia


Enrique Graue, reelecto como rector de la UNAM

La Junta de Gobierno valoró la calidad y viabilidad de su programa v “Podrá enfrentar los desafíos y aprovechar potencialidades de la institución ante la coyuntura actual de la Universidad y el país”

Enrique Graue, reelecto como rector de la UNAM | La Crónica de Hoy

Enrique Graue tendrá su segundo rectorado de 2019 a 2023.

Enrique Graue Wiechers fue seleccionado como rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para un segundo periodo de 2019-2023 , informó la Junta de Gobierno de la institución, quien se dio cita en la Torre de Rectoría para emitir el mensaje.

En el comunicado, leído por Francisco Soberón Mainero, miembro de la Junta, señala que después de una amplia deliberación de 46 días, lapso en el que se escucharon argumentos de integrantes de la comunidad universitaria, se deliberó por elegir a Graue, ante la calidad y viabilidad de su programa de trabajo.

A juicio de la Junta de Gobierno, quien cumple con las características para la rectoría de la UNAM, apuntó, es Graue Wiechers, quien podrá enfrentar “los desafíos y aprovechar potencialidades de la institución ante la coyuntura actual de la Universidad y el país”.

Para este proceso, la Junta de Gobierno de la UNAM analizó los proyectos de Angélica Cuéllar Vázquez —directora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales— y Pedro Salazar Ugarte —director del Instituto de Investigaciones Jurídicas—, quienes además de Enrique Graue cumplieron de mejor manera con los requisitos para aspirar a la rectoría.

La Junta de Gobierno agradece la participación de la comunidad, el esfuerzo, la seriedad y el compromiso de la y los candidatos entrevistados y destaca que coincidieron en sostener el carácter nacional, público, autónomo y laico de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como sus principios de libertad de cátedra e investigación, su compromiso social, la igualdad de género y la inclusión, además de la excelencia académica.

En entrevista anterior con Crónica, Enrique Graue refirió algunos de los retos que enfrentará la universidad rumbo a los próximos años, como la inseguridad.

“No es que ésta haya crecido en la UNAM, sino en todo el país, aun así es mucho menor que en los alrededores de nuestros campus —que es de una proporción de 10 a 30 veces menor—. No quiere decir que no tengamos problemas de seguridad, pero hemos tomado medidas que han dado buenos resultados; junto con las autoridades de la capital y de los estados se ha implementado un programa de mayor vigilancia y senderos más seguros. Adicionalmente, en los últimos 10 años se han detenido a más de 100 agresores y se han recuperado espacios que tenían los narcomenudistas. Pero no estamos satisfechos”.

También refirió que los últimos cuatro años, su trabajó se basó en el Plan de Desarrollo Institucional que fue enriquecido con las propuestas de los anteriores candidatos. “Ese plan se ha cumplido casi en su totalidad, pero surgen nuevos proyectos. Por ejemplo, en el caso de vinculación de ciencias y humanidades para proyectos nacionales. Hoy, con las nuevas orientaciones del propio Conacyt, hay un gran nicho de oportunidad para que trabajemos conjuntamente investigaciones en humanidades y ciencias sociales con investigación científica, eso es nuevo. Hace un par de años firmamos un acuerdo sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y a través de una Coordinación de Sustentabilidad hemos buscado que el tema sea un eje transversal en la Universidad. Hay otros proyectos que deben atenderse, como la conectividad y la modernización administrativa”.

En la gestión pasada, dijo, se crearon las escuelas nacionales de León y Morelia, en tanto que en este cuatrienio vieron la luz las de Querétaro y Mérida. Lo anterior, manifestó, confirma el carácter nacional de la Universidad; adicionalmente, en los últimos cuatro años se crearon 14 licenciaturas, las cuales tienen la finalidad de abarcar los nuevos campos profesionales y de desarrollo.

También creció su desarrollo científico, con el aumento de sus miembros dentro del Sistema Nacional de Investigadores y la transferencia tecnológica en forma de patentes. “Adicionalmente, en cuatro años se entregan buenas cuentas en crecimiento y matrícula”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -