Opinión


Entre el rival y los nervios: la caída del Cuervo

Entre el rival y los nervios: la caída del Cuervo | La Crónica de Hoy

Sin duda la derrota de Baltimore a manos de Tennessee fue el resultado que nadie esperaba, incluidos los seguidores de los Titanes. Y es que de los cuatro encuentros del fin de semana era el que menos especulaciones generaba dada la superioridad de los Cuervos, no sólo por ser el sembrado número uno de la Conferencia Americana, sino por la impresionante racha de 12 victorias para cerrar la temporada y el ritmo en su ofensiva que los hacía lucir prácticamente imparables.

Aunque ahora se habla de la innegable estrategia defensiva del staff de Mike Vrabel, misma que no se demerita, y de que Mark Ingram, el corredor de los Cuervos, no estaba al 100 por ciento para el juego, existe otro aspecto que llama escandalosamente la atención: la declaración del esquinero Pro Bowl de Baltimore, Marlon Humphrey, quien se atrevió a señalar que su equipo cayó principalmente porque fue presa de los nervios.

Si, eso suena fuerte y más viniendo desde adentro de las filas del equipo de John Harbaugh, un entrenador sumamente disciplinario al que no le habrá hecho mucha gracia que se ventilara algo como eso a la opinión pública.

Y aunque podría sonar como un comentario a la ligera, no es la primera ocasión que un equipo o un jugador, después de una gran temporada, llega a los playoffs y sencillamente le queda grande la instancia.

Ejemplos de renombre llegan a la memoria como Eric Dickerson o Barry Sanders, impresionantes corredores que en campaña regular establecieron marcas de manera insultante, pero que cuando estuvieron en postemporada quedaron a deber.

En el caso de los Cuervos fue notorio en varios de sus jugadores que fallaron en acciones que normalmente desempeñaban con seguridad y eficacia. Con lo anterior no se trata de cargarle la mano a Lamar Jackson, sin duda la principal razón por la que Baltimore era no sólo favorito para llevarse el título de la AFC, sino el mismo triunfo en el Super Bowl LIV a jugarse en Miami el 2 de febrero.

Cuando escuchamos las palabras de Humphrey es lógico que no daría nombres, pero indudablemente buena parte de ese comentario iría con dedicatoria a la ofensiva (léase Jackson), después de todo, es el hombre que le pone a ritmo al ataque, lo hizo toda la temporada y en este juego no lo logró. Además, puede añadirse, que Humphrey, como defensivo que es, muy difícilmente criticaría a los compañeros de su misma unidad.

Las frases del esquinero fueron duras, pero tal vez demasiado crudas para ignorarlas. “La identidad de los Cuervos en postemporada es ponerse nerviosos”. De hecho, aceptó que fue una idea que le cruzó una y otra vez por la cabeza cuando se encontraba en la banca.

“Eres lo que muestras en papel, y eres lo que muestras en el campo. Eso es lo que mostramos en el campo”.

Los grandes jugadores, los de verdad, son los que se crecen en estas instancias y sin remontarnos tanto en el tiempo ahí están los Manning, los Brady, los Roethlisberger, los Kurt Warner, los Mahomes.

Es difícil creer eso de estos Cuervos al ser pupilos de un entrenador como John Harbaugh, quien ha demostrado ser uno de los coaches más serenos y disciplinados de la actualidad, pero como seres humanos, no puede estar en la cabeza de todos sus jugadores y eso se notó.

Los comentarios de Humphrey seguramente no dejarán de ser para la afición un mero desahogo tras la frustración de la eliminación en una campaña que era de verdadero campeonato, sin embargo, sería interesante saber que eco provocaron y, peor aún, deja en las mentes de jugadores y entrenadores de Baltimore.

Al final del día, las palabras de un jugador clave dentro del equipo retratan más la verdad que los mil discursos de las obligadas conferencias prensa después del juego a las que deben asistir por fuerza un par de elementos por equipo.

Así, mientras Lamar Jackson trataba de verse lo más positivo posible al asegurar que estarían listos para el próximo año bajo una cara que no podía ocultar su derrota y, peor aún, a sabiendas de que las defensivas de la NFL ya habrán descifrado su esquema para neutralizarlo, un día después fue Humphrey quien sentenció la realidad del equipo: “Creo que uno debe mirarse al espejo, y pienso que la identidad de este equipo ahora mismo es llegar a los playoffs y ponerse nervioso. Es lo que es. Es la dura verdad”.

 

fernando.argueta1967@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -