Nacional


Entre empujones y jaloneos, diputados aprueban la Ley de Instituciones de Crédito

La reforma otorga la facultad a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de Hacienda de congelar cuentas e iniciar procesos de extinción de dominio en caso de no comprobar dichos recursos

Entre empujones y jaloneos, diputados aprueban la Ley de Instituciones de Crédito | La Crónica de Hoy

La discusión para reformar la Ley de Instituciones de Crédito en la que se le pretende dar la facultad a Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), que encabeza Santiago Nieto, para bloquear cuentas bancarias, y a la Secretaría de Hacienda de extinguir bienes o recursos bloqueados, provocó una fractura dentro del grupo mayoritario de Morena en la Cámara de Diputados.

El debate inició ayer con los señalamientos de que otorgar esas facultades a Hacienda y a su UIF son disposiciones que violan el derecho a la audiencia del presunto acusado, además de que contraviene el artículo 16 de la Constitución, que establece que nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles, posesiones, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente que funde y motive la causa legal del procedimiento, en este caso, de extinción de dominio.

El dictamen a discusión plantea que el ciudadano será notificado de que se le ha congelado la cuenta a través de la institución bancaria en la que tenga depositado su dinero y no la autoridad correspondiente, vía una notificación correspondiente.

Los partidos de oposición, PRI, PRD y PAN, incluso en Morena, advirtieron que esta reforma, de haber sido aprobada ayer, iba a ser desaprobada en la Suprema Corte de Justicia de la Nación por preceptos que violan de manera determinada la Constitución.

“La Unidad de Inteligencia Financiera perderá el amparo en todos los casos que se le sean sometidos porque está violando el artículo 16 constitucional”, señalaron legisladores del PRI.

En el PRD se advirtió: “La minuta a discusión en realidad pretende desacatar a la Corte, que en 2016 declaró inconstitucional el artículo 115 de la Ley de Instituciones de Crédito, que obliga a dichas instituciones de crédito a bloquear las cuentas de los clientes que Hacienda les informe, con la finalidad de atajar las operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Pese a ello, la reforma obtuvo 308 votos a favor, 141 en contra y diez abstenciones, pero en el apartado de las reservas fue la morenista Lidia García Anaya quien subió a tribuna a proponer modificaciones al documento enviado por el Senado, con la intención de garantizar el derecho de audiencia a las personas cuyas cuentas bancarias han sido bloqueadas.

Precisó que su propuesta busca que la UIF notifique por escrito a las personas que han sido incluidas en la lista de cuentas bloqueadas. Asimismo, propuso la eliminación de la fracción III del artículo 116 Bis 2 relativa a la extinción de dominio que incluye a las personas físicas.

El Pleno la aprobó con 225 votos a favor y 223 en contra, lo que fracturó a Morena, pues Mario Delgado, líder de los legisladores de Morena, reprochó a la presidenta de la Mesa Directiva, la panista Laura Rojas, que no se hubiera dado tiempo suficiente para que los integrantes de su bancada se manifestaran en el tablero electrónico en pro o en contra de la propuesta de su correligionaria.

Incluso Delgado subió hasta la Mesa Directiva a expresarle a Rojas su enojo. Esto provocó un conato de bronca entre los legisladores de casi todos los partidos.

El desencuentro legislativo obligó a que se decretara un receso. La sesión se reanudará este jueves a las 11:00 horas en la que continuará la discusión sobre aceptar o negar facultades violatorias de derechos humanos a la UIF y a Hacienda.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -