Opinión


Entre la impunidad y el olvido

Entre la impunidad y el olvido | La Crónica de Hoy

 

 

DRA. OLGA SÁNCHEZ CORDERO,

SECRETARIA DE GOBERNACIÓN:

+La tortura ha desaparecido del Código

 Debía desaparecer de las costumbres.

Rafael Barrett

 

LYDIA CACHO. Periodista. Autora de 16 libros. Directora de la miniserie Somos Valientes”, reza la identificación de esta valiente mujer en su cuenta de Twitter. Pero qué le cuento a usted, doña Olga, si usted conoce muy bien…

Por eso, regresemos a aquellos terribles, dolorosos día

… Desde 2003, Lydia Cacho se interesó en el terrible tema de la pornografía infantil y la prostitución de menores. Jalando el hilo de la madeja, en Cancún, Q. R., su tierra natal, logró una gran cantidad de datos, nombres y hechos que publicó en su libro  Los demonios del Edén (2004).

Una pieza importante de la investigación periodística es la videograbación de una plática con el hotelero CANCUNENSEJean Succar Kuri, en la cual éste habla con naturalidad de su afición sexual a los niños.

Nombres de poderosos empresarios y políticos aparecen en Los demonios, entre ellos el del rey de la mezclilla, Kamel Nacif, que molestó bastante al empresario, al punto de demandar a la periodista por difamación en 2005.  Por aquellos años, Kamel tenía amistad con el entonces gobernador de Puebla, Mario Marín, a quien pidió apoyo para poner un alto a Cacho.

En apoyo a su amigo, el gobernador ordenó que agentes policíacos acudieran a Cancún, secuestrarla encajuelarla y presentarla ante un juez poblano. Poco tiempo pasó la periodista en la cárcel, pero el suficiente como para que una celadora le advirtiera que su vida corría peligro y que lo menos que le esperaba era una violación.

La detención ilegal de Lydia y la información sobre la existencia de una red pederasta entre la capital poblana y Cancún, Q.R., causaron un gran escándalo a nivel nacional, pero la procuración y la administración de Justicia fueron deficientes, por decir lo menos. Por el primer delito, en 2006 se discutió en la Cámara de Diputados la desaparición de Poderes en el estado de Puebla, pero no prosperó la petición del PRD.

El caso de la detención y tortura llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en una de las muy escasas ocasiones en que ésta hace uso de su facultad de investigación.   

Las crónicas de la época relatan que la Corte resolvió rechazar el proyecto de dictamen que era condenatorio a Mario Marín y desechó la demanda porque al ex gobernador no se le dio el derecho de audiencia.  ¿Recuerda doña Olga? A la sazón, usted era Ministra de la Corte.

Por las amenazas hacia su vida, Cacho tuvo que salir del país para regresar tiempo después. No obstante,  prosiguió en su empeño de justicia hasta llegar al Comité de Derechos Humanos de la ONU, el cual dictaminó a su favor.

Para 2019, un Tribunal Colegiado con sede en Cancún, Quintana Roo, giró orden de aprehensión en contra de Mario Marín y Kamel Nacif, así como del ex director de la Policía Judicial de Puebla, Hugo Adolfo Karam, y el ex comandante Juan Sánchez Moreno, por su presunta participación en el delito de tortura ejercido en contra de Cacho. Los imputados obtuvieron un amparo que les sirvió por unos meses.

De todos los mencionados en Los demonios, sólo Succar Kuri –aplastado por las evidencias y su desfachatez— fue condenado a 112 años de prisión. Marín espera juicio;  Kamel Nacif y Hugo Adolfo Karam están prófugos.  Los demás involucrados en la red de pedófilos... bien gracias.

Así son las cosas en un país de muy flaca memoria ante los crímenes más deleznables como la tortura y la pederastia.

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:


LO MÁS LEÍDO

+ -