Metrópoli


Entre lágrimas y pesar dan último adiós a Norberto Ronquillo en su Universidad

Vine por el diploma de mi hijo y me llevo su acta de defunción: madre de Norberto. Caso Norberto Ronquillo, punta del iceberg del secuestro en la capital

Entre lágrimas y pesar dan último adiós a Norberto Ronquillo en su Universidad | La Crónica de Hoy

Foto: Cuartoscuro

Por cuatro años consecutivos, Norberto Ronquillo Hernández asistió a la Universidad del Pedregal, donde cursaba el octavo y último semestre de la carrera de Mercadotecnia Internacional.

Sin embargo, aunque este joven originario de Chihuahua, quien era el más entusiasta en los preparativos para festejar que ya concluían sus estudios profesionales, no asistió a la entrega de diplomas la semana pasada. Sus compañeros decían: “falta uno”, nos falta Norberto.

Lo que sucedió fue que el martes 4 de junio lo secuestraron al salir de la escuela. Y como señaló el rector de esa universidad, Armando Martínez Gómez, todos sus amigos se avisaron que habían llegado, como era su costumbre, menos él. Un par de horas después, sus familiares recibieron la primera llamada para pedir rescate y sus primos, con quienes vivía Norberto, denunciaron ante las autoridades.

Martínez Gómez dijo que después de la denuncia pasaron 72 horas para que se empezara a investigar, por lo que consideró que con una actuación rápida, con cámaras y tecnología, y si no se hubiera aplicado la burocracia, tal vez otra historia sería.

Hoy las autoridades informaron del hallazgo del cuerpo del joven en Xochimilco, quien había sido reportado como secuestrado y cuyo rescate fue pagado por sus familiares.

En la Universidad del Pedregal, localizada en el sur de la Ciudad de México, en la exhacienda San Juan Huipulco, alcaldía Tlalpan, se organizó una misa en memoria de Norberto, que empezó a la 12:00 del día y terminó poco después de las 13:00 horas.

Sus compañeros, tanto amigos que compartieron el salón de clases como quienes por alguna otra razón interactuaban con él, como Gaby y Roberto, decían que Norberto sobresalía por su alegría y ambilidad.

En la misa que ofició el padre Davide Tonini, sus amigos y familiares se sentaron en la primera fila, inconsolables, sin dejar de llorar. Algunos guardaban la esperanza de volverlo a ver después de que lo liberaran.

Al concluir la ceremonia religiosa, su hermano Aarón, su novia Jennifer Rosenfeld, su amigo Joseph y otros compañero, ofrecieron unas palabras.

“No sé cuales eran los planes de Dios con mi hermano... agradezco mucho a sus amigos, a los directivos de esta universidad, que a pesar de que esta ciudad cuenta con mucha gente mala, también cuenta con gente con corazón puro, mi familia estará eternamente agradecida con ustedes....”, dijo Aarón antes de que el llanto le impidiera continuar, al igual que a Jennifer y a Joseph.

El lugar que fungió como altar para llevar a cabo la misa se llenó de flores blancas, coronas de luto; el padre Davide también expresó unas palabras por la pérdida e invitó a todos a resignarse.

Al concluir la misa, el rector Armando Martínez comentó que en julio se llevará a cabo una ceremonia para la entrega póstuma del título de licenciatura de Norberto.

Informó que se ha dado apoyo psicológico a los compañeros del joven, y además ha tenido comunicación con rectores de universidades privadas para implementar protocolos de seguridad y fortalecer las acciones afuera de los planteles.

"Se convocará a rectores de universidad y de nuestras federaciones para que en el momento en que reciban una llamada, no se esperen a levantar una denuncia penal, sino que en ese momento se activen todos los protocolos, los seguimientos de las caras. Total, es mejor ver que no fue cierto a tener un hecho lamentable, como Norberto, que hoy está muerto”, apuntó el rector.

Vine por el diploma de mi hijo y me llevo su acta de defunción: madre de Norberto

"En un momento desfallecí porque yo venía a recoger el diploma de mi hijo, el certificado de su licenciatura… y ahora me llevo un certificado de defunción, y no se vale…", dijo Norelia Hernández, madre de Norberto Ronquillo Hernández, quien fue hallado muerto este lunes en la alcaldía Xochimilco tras haber sido secuestrado.

Frente a las instalaciones del Forense y ante reporteros, Norelia sentenció que no tiene reconcores, "más que se haga justicia por esos 'Norbertos' que no debe haber", por lo que instó a las autoridades a hacer su trabajo.

"Las autoridades deberán hacer su trabajo, y nosotros como ciudadanos exigirles que lo hagan bien, y pues el temor es que esas personas vuelvan a cometer el mismo ilícito con tu hijo o mi otro hijo o ustedes, es cuando le corresponde a la autoridad hacer algo", enfatizó.

Pidió que también se escuchen las voces de otras personas, y recordó que a ella le ayudó que su hijo estaba en la universidad y que sus compañeros estaban ahí, "pero en verdad quiero ser la voz de todas las 'Norelias' y los 'Norbertos'".

Es frustrante, precisó, todo lo que hay qué hacer, como el papeleo, haber quién te escucha, o tener que salir a las calles, además informó que están terminando con los trámites, y que luego de una ceremonia para su hijo mañana, lo llevarán a Chihuahua para cremarlo.

Norelia Hernández, quien espera en el Forense los resultados de la necropsia, señaló estar agradecida y "feliz, le doy gracias a Dios por estos 22 años que me lo prestó, me siento orgullosa porque creo que mi Dios no me hubiera escogido para ser la madre de un ángel terrenal, porque eso era mi hijo, un ángel terrenal. Ahora es un ángel del cielo".

Lamentó que el secuestro de su hijo la semana pasada terminara de esta manera, pero dijo estar satisfecha porque "me llevo a mi hijo llena de tantas muestras de cariño de gente que no conozco".

"Quiero creer con la fe y la esperanza de que la muerte de Norberto sea un parteaguas y que de aquí en adelante pongamos más atención, las autoridades pongan más atención para que esto no suceda", indicó.

Consideró que los jóvenes están vulnerables, y que su hijo creía en México; le decía que hacía 15 minutos de camino a su escuela, él quería tener confianza y sentirse libre en la ciudad.

Ante medios de comunicación, Norelia subrayó que esta es una urbe gigante; "no me hubiera preparado para llegar sin Norberto", y recordó que su hijo fue un niño muy especial desde pequeño, "siempre andaba muy bien vestido, bien peinado, no andaba fachoso, así anduviera jugando, era un niño divertido, le gustaba andar con amigos".

Él siempre conservaba a sus amistades, puntualizó, y rememoró que cuando Norberto era un niño siempre andaba ayudando, era muy amiguero, no tomaba, no fumaba, era muy sano.

Caso Norberto Ronquillo, punta del iceberg del secuestro en la capital

El estudiante de mercadotecnia Norberto Ronquillo, fue secuestrado el 4 de junio pasado, su cuerpo fue localizado esta madrugada aun cuando su familia negoció con sus plagiarios y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) activó los protocolos de investigación, su caso se suma a otros 353 ocurridos en la Ciudad de México en lo que va del año.

Las denuncias por privación de la libertad personal durante los primeros cuatro meses del año han incrementado 108 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2018.

El delito, que está catalogado como de bajo impacto en la capital del país, tuvo 71 denuncias durante enero, en febrero 133, en marzo 81 y en abril se abrieron 68 carpetas de investigación; del total de casos, 122 fueron atendidos en la Fiscalía de Investigación por la Atención del delito de Secuestro.

Además de los secuestros que se denuncian se debe considerar la “cifra negra”, es decir, los delitos que por temor no se denuncian, pues acuerdo con el Observatorio Nacional Ciudadano, por cada denuncia existen tres delitos más.

El caso de Norberto se hizo viral debido a que su familia, amigos y compañeros de universidad realizaron un movimiento en redes sociales, sin embargo, ahora mismo existen otros casos, como el de Christopher Jesús Martinez de 17 años de edad, quien permanece secuestrado, la última vez que se le vio fue el 3 de junio en la colonia Retoño, en Iztapalapa, la alcaldía que tiene más reportes por privación de la libertad personal.

Por otro lado, Erick Daniel Landgrave Pérez, de 32 años, fue visto por última vez en la colonia Roma en la alcaldía Cuauhtémoc.

ijsm

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -