Opinión


ERRORES, QUIZÁS, PERO NO NECESARIAMENTE RELATIVOS A UNA PINCHE TRANSA

ERRORES, QUIZÁS, PERO NO NECESARIAMENTE RELATIVOS A UNA PINCHE TRANSA | La Crónica de Hoy

¡Bien, y muy bien!, por el programa y forma de trabajo

que está proyectando el flamante titular de la Comisión

Nacional de Áreas Naturales Protegidas, por cuanto va por calidad y no por cantidad; además, con presupuesto reducido respecto a los anteriormente otorgados al propósito. Por lo dicho, Andrew Rhodes atenderá

 25 zonas prioritarias en busca de su reconocimiento de excelencia,

conforme los estándares internacionales establecidos, PERO…

Lo que sí resulta no sólo inaceptable sino hasta indecente, es que

las varias autoridades competentes y hasta la fecha, no hayan

procedido contra quienes por segunda ocasión en lo que va del

año atacaron, sí, a-ta-ca-ron, la embarcación Farley Mowat de la

organización ambientalista Sea Shepherd, que lejos de pretender

un daño a México está contribuyendo a combatir en LA ZONA la

pesca ilegal de totoaba, sacando incluso las redes abandonadas

utilizadas para la captura del pez, y que son causa principal de la muerte de la hoy casi extinta vaquita marina.

¿Así seguirá siendo para con el pueblo bueno y sabio? Y…

 

 

 

Continuando con el tema Hospital Veterinario CDMX, dejo muy en claro que su demérito no se dio en tiempos manceristas, y que tampoco obedece a “rumores”. Que es un hecho que no está operando ni a su mínima capacidad, lo que insisto, no me ha sido desmentido formalmente, como tampoco a Guillermo López Portillo, reportero con historial de seriedad y que este lunes presentó EL TEMA de forma similar en el TV-noticiario conducido por Carlos Loret, evidenciando incluso haber solicitado entrevista con los responsables, que a cambio de no darle respuesta, al parecer sí atendieron a un civil que así lo dio a conocer, claro, sin citar nombres, y aduciendo que su desmantelamiento eran sólo rumores y que al contrario, lo mejorarán. ¿Y para eso parar sus actividades?

Para quien dude de lo inmediato anterior bástele llevar un perro o gato hasta Iztapalapa, para dar cuenta de que el HOSPITAL —que no elefante blanco y menos EN blanco— no está trabajando ni cercanamente a lo que desarrollaba, afectando con ello no sólo a la criaturas, sino a sus custodios sobre los que se picó piedra para que entendieran la estricta necesidad de un control sanitario a sus animales de compañía, y la obligación legal que tenemos para otorgarles bienestar. Lo que estaba en duda y que así lo expuse en busca de réplica, fue si seguiría tal cual con su función original o si el presente gobierno tuviera en mente otra disposición, así que sugiero a quien no pudo aguantarse el protagonismo, leer con mayor cuidado. En fin…

Que está en veremos una valiosa fuente de trabajo y experiencia para los MVZ, y que las cosas siguen igual o peor para mininos y guaguás urgidos de atención médico-veterinaria, pero curioso… porque aunque no hay presupuesto para procedimientos, afortunadamente por lo que sé, sí se pagó a los trabajadores y no sólo la última quincena de enero, sino a la par su aguinaldo, vales, vales de sexenio y vacaciones, según cada caso, recursos que se supone bajan de la misma bolsa que el presupuesto para las actividades hospitalarias…

Entiendo perfecto la urgente necesidad de cuestionar, y dado el caso poner en orden todos los rubros a cargo del GCDMX, pero con todo, no comprendo que se detenga un servicio tan noble e indispensable, y logro ciudadano, para mayor exactitud. Concibo también y hasta ruego, no solo redireccionar su funcionamiento administrativo y de procedimientos, pese a que estos últimos fueron certificados, sino hasta solicito la aplicación de una auditoría que deje claridad e información fidedigna sobre el establecimiento. Entre otros puntos, porque sus recursos pudieron no ser conducidos de forma ortodoxa, más no por ello ilegal. Asimismo…

No omito recordar que los precios de los servicios, definidos por Gaceta Oficial, fueron determinados desde la Sedesa y estaban expuestos al público como la normatividad federal lo determina. Caros, sí. Por ello se me ocurre que para mejorar este punto fuera necesaria la intervención de trabajadores sociales, a objeto de lograr mejores condiciones para quienes no disponen del recurso necesario para atender a sus animalitos. Seguiré al pendiente conforme se vaya precisando más la información.

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -