Mundo


Estado de emergencia y toque de queda en Chile ante protestas masivas

El presidente Piñera saca los tanques a las calles y luego trata de apaciguar la situación anulando el alza del precio del boleto de metro de Santiago que detonó el caos en la capital chilena.

Estado de emergencia y toque de queda en Chile ante protestas masivas | La Crónica de Hoy

Manifestantes protestan contra el incremento del precio en los boletos del metro, ayer en Santiago. (Foto: EFE)

El gobierno chileno decretó el estado de emergencia la madrugada de este sábado en la región de Santiago para controlar los sectores de la capital que desde el viernes y durante todo el día de ayer fueron escenario de violentas protestas. Esto supone confiar a un mando militar la seguridad de la zona e implica una restricción la libertad de locomoción y reunión por un plazo 15 días.

Las protestas iniciaron el lunes, cuando se anunció un aumento del 7.8 por ciento del precio del boleto del metro de Santiago (de 770 a 830 pesos, unos 1.2 dólares), pero se radicalizaron el viernes, cuando la capital chilena vivió una jornada de graves disturbios, con incendios, barricadas y saqueos.

La policía y los Carabineros trataron de aplacar los disturbios con duras cargas que dejaron el viernes 167 heridos —la mayoría, agentes— y 307 detenidos.

Pero los altercados entre manifestantes y policías continuaron ayer, e incluso se extendieron a otros puntos de Chile. Esto llevó al ejecutivo del conservador presidente Sebastián Piñera a desplegar tanquetas militares en las calles de la capital, con las que el ejército cerró diversas avenidas aledañas a la céntrica Plaza de Italia.

AUMENTO ANULADO. Ante la gravedad de la situación, con las protestas extendiéndose a otras ciudades chilenas, Piñera se encerró con su cúpula política y militar en el Palacio de la Moneda para analizar la situación, y poco después de sacar las tanquetas a las calles anunció la revocación de la subida de los pasajes del metro.

El mandatario dijo haber “escuchado con humildad y mucha atención” la voz de los chilenos, por lo que anunció que busca dar solución al “alto costo de la vida”, así como “dar mayor seguridad, una baja precios de los medicamentos y mayores garantías en nuestro sistema de salud”.

TOQUE DE QUEDA. Sin embargo, una vez que la reivindicación iniciada el lunes se salió de control, el anuncio del presidente  Piñera no surtió efecto en las protestas, al menos no inmediatamente, y ante la persistencia de los disturbios, el ejército decretó en la tarde de ayer el toque de queda entre las 10 de la noche y las 7 de la mañana, hora local. Rige en todo el área metropolitana de Santiago, donde viven 7 millones de personas.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -