Academia


Estudian células madre contra COVID; en México no está autorizado todavía

España llevará a cabo un estudio más amplio después de los primeros resultados en pacientes intubados, reportados por The Lancet. Cofepris alerta contra estafas en nuestro país.

Estudian células madre contra COVID; en México no está autorizado todavía | La Crónica de Hoy

La hipótesis que se prueba es que las células madre de cordón umbilical ayudan a regular sobre-rreacción del sistema inmune y regeneran el pulmón. (FOTO: Asociación Vida y Células Madre)

España puso en marcha un estudio con 106 pacientes para revisar la posible eficacia de tratamientos contra la enfermedad COVID-19 usando células madre de cordón umbilical, después de un primer estudio con 13 pacientes intubados, reportado en la revista médica británica The Lancet, cuyos resultados mostraron que 7 pacientes que estaban graves fueron dados de alta y cuatro frenaron la progresión del virus.

Sobre este mismo tema, el gobierno mexicano aclaró, a través de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) que, hasta ahora, en este país no está autorizado el uso de células madre contra el COVID-19 y llamó a evitar caer en estafas por parte de clínicas que ofrecen este tipo de terapias.

A través de un comunicado, la dependencia informó el 30 de julio a toda la comunidad médica que la Cofepris no ha autorizado ningún Protocolo Clínico que sustente tratamiento o terapia basados en Células Madre.

“Por lo que esta Comisión Federal, exhorta a la comunidad médica a que no se emplee éste o cualquier otro tratamiento o terapia que se asocie a la cura de la enfermedad o síntomas provocada por COVID-19, que no cuente con los estudios clínicos concluyentes sobre los efectos positivos en la reducción o eliminación de la enfermedad o sus síntomas”, indica el texto de Cofepris.

LO QUE SE SABE. A partir de los resultados publicados en la revista británica The Lancet surgen ensayos como el del doctor Luis Madero del Hospital Infantil Universitario Niño de Jesús de Madrid, con el objetivo de evaluar la eficacia clínica de la terapia con células mesenquimales alogénicas del tejido del cordón umbilical para disminuir la mortalidad en pacientes infectados por el virus SARS-CoV-2 con afectación pulmonar grave.

“Los resultados del estudio piloto aprobado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) denominado Células mesenquimales estromales derivadas de la adiposidad para el tratamiento de pacientes con neumonía grave por SARS-CoV-2 que requieren ventilación mecánica, representan una alternativa de investigación para ampliar los caminos y hallar un tratamiento eficaz y seguro que ayude a la población infectada”, comentó Johana Ojeda, presidenta de la Asociación Vida y Células Madre.

En el ensayo clínico fase II aleatorizado para explorar la eficacia del uso de las células mesenquimales alogénicas de tejido de cordón umbilical en pacientes con afectación pulmonar grave por COVID-19, que se encuentra aprobado por la AEMPS y en desarrollo, se estimó la participación de 106 pacientes de entre 40 y 80 años, provenientes de 6 hospitales públicos de España, mediante esta terapia celular se busca poder mejorar la supervivencia de los pacientes con afectación pulmonar grave derivado del  COVID-19.

Las células mesenquimales que serán utilizadas en esta investigación fueron donadas por la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital Infantil Universitario Niño de Jesús y a cada paciente se le administrarán por vía intravenosa y en una sola dosis de 50 millones de células mesenquimales alogénicas del tejido del cordón umbilical.

Los resultados aún no se encuentran disponibles, sin embargo, se conoce que las células mesenquimales tienen el potencial de regular la sobreactivación del sistema inmunológico, además de promover la regeneración del tejido pulmonar, lo cual pudiera mejorar el pronóstico de pacientes con enfermedad pulmonar grave por COVID-19.

“Las investigaciones clínicas en periodos de pandemia se enfrentan a desafíos que ponen a prueba la capacidad de respuesta de los investigadores para encontrar soluciones rápidas pero eficaces y seguras. Ante este escenario que está poniendo en riesgo la vida de muchas personas, todas las contribuciones científicas aportan evidencia para encontrar posibles tratamientos”, finalizó la también maestra en Tecnología en Células Madre por la Universidad de Nottingham, Inglaterra.

Comentarios:

Destacado:

+ -