Academia


Estudiantes crean equipo que reduce 50% gasto de agua en lavamanos

Por su proyecto, alumnos de la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata, en Morelos, obtuvieron el segundo lugar del premio en diseño otorgado por la fundación James Dyson

Estudiantes crean equipo que reduce 50% gasto de agua en lavamanos | La Crónica de Hoy

Estudiantes de ingeniería de la Universidad Tecnológica Emiliano Zapata (UTEZ), del estado de Morelos, crearon un sistema de higiene automático que ayuda a ahorrar agua en lavamanos de baños públicos.  El prototipo tiene apariencia de una caja con dos agujeros en la superficie, en los cuales se introducen las manos y reciben agua y jabón suficiente para asearse, sin desperdicios. 

La fundación James Dyson otorgó el segundo lugar de su convocatoria para diseños innovadores en México a este proyecto de la UTEZ, llamado Ha-Wa, que permite reducir en 50 por ciento el consumo de agua en lavamanos de instalaciones escolares y recuperar esa agua para ser reutilizada, después de ser procesada por sistemas de tratamiento.

La innovación fue realizada por estudiantes de ingeniería en Mecatrónica que han probado el sistema de ahorro y recuperación de agua dulce en la propia UTEZ.

La UTEZ es una universidad localizada al sur de la capital del estado de Morelos, en una zona de temperatura cálida que pertenece al ecosistema llamado Selva Seca Caducifolia, lo cual significa que es una zona donde llueve abundantemente cuatro o cinco meses cada año y el resto del tiempo es árida. Este contexto hizo evidente a los jóvenes desarrolladores la necesidad de aportar soluciones para usar eficientemente el agua de la cual se dispone.

Central de higiene. El prototipo del sistema ahorrador de agua tiene una base de metal con una superficie de acrílico, en donde se concentra el agua; cuenta con dos sensores infrarrojos que activan el sistema de lavado cuando detecta a la persona;  de inmediato desprende agua y jabón en un primer ciclo, posteriormente se repite el proceso para el enjuague.

El agua utilizada en este ciclo de lavado se almacena en un espacio adaptado del prototipo, que después podrá ser usada en lavar pisos o en las descargas del sanitario.

El equipo está integrado por los estudiantes Roberto Millán Millán, Emanuel Sánchez Morán, Martín Noé Ocampo Urióstegui, Gerardo Peralta Bonilla, Gustavo Arnoldo Montiel Mujica y Jorge Valentín Ruiz Contreras, quienes fueron asesorados por Jonathan Villanueva Tavira.

“La preocupación de la que nace el proyecto es la probabilidad de que grupos de la población se lleguen a quedar sin agua en un futuro. Cada persona gasta al menos 4 litros de agua al día en lavarse las manos y con este sistema podemos reducirlo a la mitad. Es una contribución pequeña pero sentimos que multiplicada podría influir en todo el mundo”, explicó en entrevista Emanuel Sánchez Morán, en una visita de los premiados a la Ciudad de México para recibir el reconocimiento de la Fundación James Dyson.

El prototipo actual tiene capacidad para trabajar con 5 litros de agua pero, como explicó Gustavo Montiel Mújica, actualmente trabajan en una fase de mejora de su invento y acondicionarle más filtros para el agua que requiere ser reusada.

“Estamos buscando más asesoría técnica para mejorar el prototipo, pero también necesitamos asesoría en cuanto a patentes y planes de negocios para hacer esta idea más grande”, indica Gustavo.

Para Jorge Valentín Ruiz Contreras, el reconocimiento de la Fundación James Dyson no sólo es por el prototipo: “creo que también se premia el haber cruzado todo el camino para desarrollar el proyecto, que tuvo muchas dificultades por las otras clases, más las limitantes de tiempo y de dinero, pero ya que lo tenemos, podemos decir a otros jóvenes que no se dejen derrotar cuando quieren hacer realidad sus ideas. Éste es un ejemplo de que muchos proyectos creativos se pueden hacer realidad”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -