Academia


Estudiantes del Tec de Monterrey superan a 250 mil proyectos y ganan el Hult Prize

El galardón fue otorgado en la ONU por su proyecto de emprendimiento social, que permite a los turistas reservar y planear viajes y estancias a comunidades indígenas de México

Estudiantes del Tec de Monterrey superan a 250 mil proyectos y ganan el Hult Prize | La Crónica de Hoy

El expresidente William Clinton entregó el premio a los mexicanos en la ONU.

Cuatro jóvenes estudiantes del Tecnológico de Monterrey recibieron en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, el primer lugar del premio Hult Prize sobre emprendimiento social, con un proyecto que superó a 250 mil proyectos de 121 países, en un proceso que dura casi un año.

Los mexicanos fueron galardonados por un proyecto original de ecoturismo llamado Rutopía, que permite a los turistas reservar y planear viajes y estancias a comunidades indígenas de México, donde son recibidos por pobladores de las comunidades, que muestran su riqueza cultural y natural para generan ingresos sin abandonar su lugar de origen.

El premio consta de un millón de dólares para fortalecer su proyecto y fue entregado, en nombre de la Fundación Hult Prize, por el expresidente de Estados Unidos, William Clinton.

Los fundadores del proyecto son Emiliano Iturriaga, Sebastián Muñoz, Diego Espinoza y Leslie Pérez, quienes incubaron su proyecto en el Instituto de Emprendimiento Eugenio Garza Lagüera, del Tecnológico de Monterrey.

Los jóvenes construyen el puente y las comunidades hacen todo el plan de recepción, alojamiento, alimentación y visitas y demostraciones para los turistas.

En entrevista exclusiva con Crónica, Sebastián Muñoz, diseñador industrial de 24 años, y Emiliano Iturriaga, Ingeniero en Desarrollo sustentable, de 25 años, narraron que desde hace cuatro años ambos viajan y conocen comunidades de gran riqueza cultural en diferentes partes de México y que su idea fue poner en contacto a los turistas con estas comunidades, a través de una plataforma on line, que es su portal https://rutopia.com/; así como sus redes sociales RutopiaORG, en Facebook y Rutopia en Instagram.

Actualmente, la startup cuenta con una red de 11 comunidades en siete estados de México, entre las que se encuentran El Almacén (Oaxaca), La Florida (Hidalgo), Tzimol (Chiapas) o El Veinte (Campeche), localidades donde cientos de habitantes se han visto beneficiados gracias a los ingresos recabados, todo ello cuidando el desarrollo sostenible de la región y sin comprometer los ecosistemas que los rodean.

“El impacto en las comunidades ha sido muy grande y podemos contar muchas historias, pero, por ejemplo, Viviana, una de las personas que trabaja con nosotros en la mixteca de Oaxaca nos decía con mucha emoción que algunas mujeres que reciben turistas a través de Rutopia les han dicho que han recibido por primera vez un ingreso económico que se les paga directamente a ellas”, comentó a este diario Sebastián Muñoz.

El Premio Hult Prize es muy importante a nivel global pues tuvieron que superar seis rondas eliminatorias nacionales, regionales y mundiales, incluyendo una serie de talleres de incubación de empresas, en Londres.

“Este premio que recibimos nos va beneficiar a todos los que estamos involucrados en el proyecto porque ahora estamos trabajando con 11 comunidades, pero ya tenemos solicitudes de otras 200 comunidades que quieren participar con este modelo de trabajo. Para dar una dimensión de lo que estamos hablando podemos poner como ejemplo el estado de Hidalgo, donde estamos trabajando con una comunidad, pero tenemos solicitudes de otras 15 comunidades. Entonces, los recursos del Hult Prize nos van a ayudar a aumentar la capacidad operativa”, detalló Emiliano Iturriaga.

Actualmente los jóvenes tienen un promedio de 60 reservaciones mensuales para realizar visitas de ecoturismo a comunidades. Este año desean crecer hasta 150 reservaciones mensuales y están en pláticas para realizar alianzas con grandes grupos de turismo y alojamiento como la famosa aplicación Airbnb.

“El corazón del proyecto es generar ingresos sostenibles para las propias comunidades rurales e indígenas de México sin que tengan que abandonar el lugar donde viven, ni sus costumbres. Ahí está la aportación social del proyecto”, subrayó Sebastián Muñoz.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -