Mundo


EU acusa a Irán del ataque contra dos buques petroleros

Considera que la tecnología usada en el incidente, a la entrada del estrecho de Ormuz, no está al alcance de grupos terroristas. Teherán niega autoría. El temor a un conflicto bélico presiona al alza el precio del petróleo

EU acusa a Irán del ataque contra dos buques petroleros | La Crónica de Hoy

Un nuevo incidente naval en aguas del mar de Omán disparó ayer la tensión entre Estados Unidos e Irán, justo cuando el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se encontraba en Teherán tratando de mediar entre Teherán y Washington tras la reciente escalada verbal entre los dos países.

“La valoración del gobierno de Estados Unidos es que la República Islámica de Irán es responsable de los ataques ocurridos hoy”, declaró el secretario de Estado de EU, Mike Pompeo, en referencia al ataque con explosivos contra dos petroleros, uno noruego y otro japonés, mientras salían del estrecho de Ormuz, por donde navega un tercio del petróleo mundial.

Los hechos ocurrieron a apenas 30 kilómetros de la costa iraní. Fueron precisamente miembros de las fuerzas iraníes los que evacuaron a la tripulación del barco noruego, mientras que la tripulación del petrolero japonés fue rescatada por un buque de guerra estadunidense.

El lugar del incidente, a las puertas del golfo Pérsico, está muy próximo a donde otros cuatro buques sufrieron un sabotaje hace un mes, aunque menos espectaculares como los de ayer. En esa ocasión, fueron Arabia Saudí y sus aliados de los Emiratos Árabes Unidos los que acusaron a Irán.

“Hace lo que prometió”. Ante la gravedad de los hechos, EU llevó al Consejo de Seguridad de la ONU su acusación contra Irán. “Irán está haciendo exactamente lo que prometió”, denunció el embajador Jonathan Cohen, en alusión a la amenaza de bloquear el estrecho de Ormuz después de que Washington endureciera el embargo contra el petróleo iraní.

Cohen achacó la autoría del ataque a Irán repitiendo la explicación dada momentos antes por Pompeo: “Los informes de Inteligencia, las armas empleadas, el nivel de conocimiento necesario para ejecutar la operación, los ataques similares contra buques perpetrados por Irán recientemente y el hecho de que ningún grupo rebelde de la zona tiene los recursos para actuar con tal nivel de sofisticación”.

“Sospechoso”. El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, calificó los dos incidentes de “sospechosos”.

“Los ataques denunciados contra los petroleros relacionados con Japón ocurrieron mientras el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se reunía con el ayatolá Ali Jameneí”, líder supremo iraní, “para mantener conversaciones extensas y amistosas”, dijo Zarif.

Por ello, y teniendo en cuenta que algunos países acusaron a Irán de un incidente similar ocurrido el mes pasado, Zarif agregó que el término sospechoso se queda corto para “describir lo que ocurrió esta mañana” en el mar de Omán.

La escalada de la tensión provocó en paralelo una escalada del precio del petróleo, que superó en un primer momento un cinco por ciento el barril Brent, pero que finalmente cerró ayer con una subida del dos por ciento.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -