Mundo


EU amenaza con sancionar a Turquía por la compra de misiles rusos

Washington teme que Ankara los use en equipamientos de la OTAN. El fabricante del sistema S-400 ya figura en la lista de sanciones estadunidense de la UE

EU amenaza con sancionar a Turquía por la compra de misiles rusos | La Crónica de Hoy

Un avión ruso traslada los S-400 hasta una base turca, ayer.

La Secretaría de Defensa turca anunció este viernes que recibió la primera entrega del sistema ruso de defensa S-400, que la OTAN considera que no debería ser usado por un miembro de la Alianza. Además, EU ha amenazado que el uso de estos motivos puede ser sujeto de sanciones.

El canal público TRT mostró imágenes de tres aeronaves aterrizando en la Base Aérea de Ankara, iniciando el despliegue del sistema de defensa ruso en Turquía.

“El Servicio Federal de Cooperación Técnico Militar confirma el inicio de los suministros del sistema S-400 a Turquía. Los suministros se llevarán a cabo en los plazos acordados”, declaró a la agencia rusa Interfax la portavoz del Servicio Federal de Cooperación Técnico Militar, María Vorobiova.

La compra de los S-400 por parte de Ankara ha sido denunciada por Washington, que ha reaccionado amenazando con suspender la participación de Turquía en el programa de desarrollo de los cazas F-35 e incluso con la imposición de sanciones al país.

A Washington le preocupa que Turquía use los F-35 cerca del sistema antimisiles S-400, puesto que podría dar lugar a una transferencia de información y crear agujeros de seguridad en el sistema de la OTAN.

Sin embargo, Ankara ha negado que tenga intención de usar los S-400 en sus F-35, y ha amenazado que, si EU suspende su participación en el programa, lo demandará ante instancias internacionales, porque está fabricando partes de los aviones en su territorio.

Además, Turquía alega que Grecia también posee un sistema de misiles ruso anterior, el S-300, desde 1998 en la isla de Creta, aunque éste se encuentra almacenado en un hangar.

La Alianza Atlántica, de la que Turquía es miembro desde 1952, también ha advertido de que los misiles antiaéreos rusos son incompatibles con el sistema de defensa de la Alianza.

Turquía insiste, además, en que está en su derecho de adquirir el material necesario para garantizar su seguridad y que la compra del sistema ruso se decidió al fracasar el intento de adquirir los Patriot de EU y ante la urgencia de disponer de un sistema de defensa antiaérea.

Sin embargo, otro de los problemas de los S-400 es que la empresa fabricante, la estatal rusa Almaz-Antey, está en la lista de sanciones de EU y la Unión Europea.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -