Mundo


EU reabre el oleoducto atacado por hackers que generó pánico por el desabasto

Tras registrarse filas y escasez en gasolineras de medio país, el operador del ducto atacado presuntamente por Rusia, Colonial, aseguró que espera recuperar la normalidad en pocos días

EU reabre el oleoducto atacado por hackers que generó pánico por el desabasto | La Crónica de Hoy

Un coche se estaciona en una gasolinera QuickTrip sin servicio, este miércoles en Atlanta, Georgia (EFE).

Estados Unidos empieza a suspirar, después de horas de nerviosismo, e incluso pánico, por las consecuencias del ciberataque del pasado viernes contra el oleoducto Colonial, el más importante del país, y que el FBI ha atribuido a piratas informáticos con base en Rusia.

El oleoducto atacado conecta el puerto de Houston, Texas, con la ciudad de Nueva York y presta el 45 por ciento del servicio total en la híper poblada costa Este de Estados Unidos, donde viven cerca de 200 millones de personas.

A las cinco de la tarde de este miércoles, Colonial anunció la reapertura del ducto, lo que alimentó inmediatamente la esperanza de que la escasez de gasolina y las escenas de largas filas de coches estacionados en gasolineras que no podían dar abasto a la demanda terminen siendo efímeras.

Sin embargo, la empresa advirtió en un comunicado que el regreso a la normalidad de la cadena de suministros tomará varios días, y agregó que algunos mercados que reciben su servicio pueden continuar sufriendo retrasos e interrupciones.

De todos modos, Colonial matizó que intentará trasladar gasolina, diésel y combustible para aviones "de manera tan segura como sea posible" y que lo seguirá haciendo hasta el regreso a la normalidad.

La incipiente crisis de suministro iniciada el lunes tras el cierre del ducto generó no solo retrasos y filas, sino que también elevó los precios, en un momento en que hay inquietud en Estados Unidos por el alza de la inflación interanual.

Ante esta situación, antes del anuncio de Colonial, el presidente Joe Biden ya había anunciado que permitía de manera extraordinaria la distribución de combustible por carretera.

ACUSACIÓN A RUSIA

El ciberataque del viernes se realizó con un virus informático del tipo “ransomware” (programa de rescate), que se incrusta en la computadora para bloquear el acceso a la información. Cuando el usuario trata de acceder a los archivos, solo aparece un mensaje que exige el pago de un rescate para liberar la información.

El FBI ha señalado por la acción a piratas informáticos del grupo Darkside, con base en Rusia, aunque el gobierno de Vladímir Putin ha negado tener nada que ver.

Con información de EFE.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado: