Opinión


EUA, ¿puritanismo o hipocresía vil?

EUA, ¿puritanismo o hipocresía vil? | La Crónica de Hoy

MR. ROBERT THOMSON,

THE WALL STREET JOURNAL,

EDITOR:

 

+La humildad de los hipócritas,

el más grande altanero orgullo

Martín Lutero 

A todos los estadunidenses que hoy, como su diario, se rasgan las vestiduras por la terrible tragedia que sufrió la familia LeBarón, les quiero decir que el 99 por ciento de los mexicanos nos encontramos enfurecidos al igual que entristecidos y avergonzados con nosotros, a la vez que indignados con ustedes por toda la culpa que les toca…

Seamos claros y directos, mister Thomson y vayamos al grano:

La terrible tragedia que sufrió la familia LeBarón  es uno más de los costos que aceptan los capos de la droga, a este lado de la frontera, para servir mejor a la enorme población de viciosos estadunidenses que son —se lo digo por si cree usted que no lo sabe...— los consumidores principales de las drogas por las cuales matan y se matan entre sí los que viven de ese negocio.

Pero del otro, de su lado, mister Thomson, su gobierno, su periódico y todos los demás medios de comunicación junto con casi todas las instituciones sociales, se han mantenido siempre mudos y muy dispuestos a soportar esos pequeños inconvenientes que implica proteger a los grandes capos estadunidenses de la droga, cuyos nombres y cuyos rostros jamás aparecen en sus páginas, en sus pantallas y, con mayor razón, nunca son molestados por la ley y el orden que tanto presumen ustedes, mister Thomson, aunque en las altas esferas del país bien se sabe quiénes son, de que grosor son sus fortunas y cuántas son las influencias que sus dólares les permiten disfrutar.

Algo muy parecido podemos decir sobre los pequeños comerciantes de esas drogas en sus calles, plazas cafés y demás lugares donde se realiza el gran mercado del vicio estadunidense…

Allá, muy de vez en vez se sabe de alguno que es detenido, procesado y hasta encerrado en una cárcel, como para acallallar a las conciencias que suelen mantenerse limpias mientras no se topan con la codicia, ese gran motor del poder económico de su país, mister Thomson, que mantienen blindado de cualquier situación de índole moral aunque  casi todos ustedes, los que manejan la vida de su país, casi quisieran agregar a su bandera y a su himno nacionales, a manera de lema, algún verso cuya alma sea la palabra puritanismo, pero el estadunidense, mister Thomson, ese que muy poco tiene que ver con —dice el diccionario— la rigidez y escrupulosidad excesivas en el cumplimiento de determinadas normas de conducta moral pública o privada, que ustedes deformaron en su altar a la hipocresía…

The american way of life así lo demanda, ¿verdad? Y como ustedes siguen siendo los grandes poderosos del planeta, pueden pagar también con los millares de viciosos que año tras año engrosan las listas de muertes por envenenamiento con esas sustancias que les vende el mundo subdesarrollado, matan a muchos, enriquecen bárbaramente a pocos y la culpa completa nos la endosan, en el caso de México, a todos…

 

 

Leopoldo Mendívil

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -