Academia


Eugenia del Carmen Lugo, la primera directora del Ciatej

Nuestros Científicos. El 26 de julio, la doctora Eugenia del Carmen Lugo Cervantes rindió protesta como nueva directora general del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (Ciatej), para el periodo 2019–2024. Con más de dos décadas de experiencia dentro de este Centro Público de Investigación, la científica es la primera mujer que lo encabeza y tiene un plan de trabajo enfocado a mejorar su calidad académica

Eugenia del Carmen Lugo, la primera directora del Ciatej | La Crónica de Hoy

Eugenia del Carmen Lugo es especialista en biotecnología alimentaria y tiene más de dos décadas de experiencia en el Ciatej.

Dentro de los comentarios que recibió como primera directora del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (Ciatej), Eugenia del Carmen Lugo escuchó “felicidades, rompiste el techo de cristal”, terminología que se refiere a los obstáculos invisibles por las que atraviesan las mujeres en sus entornos laborales debido a la inequidad.

Aunque es la primera directora de este Centro Conacyt, Lugo señala que en el Ciatej “el techo de cristal no existe” y que las mujeres tienen la decisión de participar en el desarrollo de la institución, en este caso, de aplicar a la dirección general.

“En el Ciatej hay muchas compañeras que son jefas de grupo y hay quienes han dirigido megaproyectos, bajo un muy fuerte compromiso; entonces, creo que la situación laboral para las mujeres ha cambiado, más en el Ciatej, donde se da oportunidad sin importar el sexo, sino la capacidad”.

La especialista en biotecnología alimentaria refiere en entrevista que su designación ha sido de las más democráticas que ha habido en el Ciatej, donde ésta se basó en la evaluación de sus capacidades y plan de trabajo. “Adicionalmente, en el centro tenemos una certificación en igualdad laboral, por lo que todos tenemos las mismas oportunidades”.

PLAN DE TRABAJO. Por otra parte, Lugo Cervantes habla sobre su plan de trabajo rumbo a los próximos años. “Conozco al Ciatej desde hace 25 años, sé cómo se encuentra desde dentro, así como sus limitaciones. Entre mis principales objetivos se encuentra buscar la internacionalización  de su posgrado y que nuestros estudiantes salgan del país”.

Adicionalmente, buscará resolver un problema laboral común en todo el sistema de ciencia y tecnología, un cuello de botella relacionado con la edad de su plantilla académica. “Somos un centro donde el promedio de edad es de entre 45 y 50 años, sin embargo, hay personal de cerca de 65 años, a quienes se tiene que garantizar las condiciones para su salida”.

Otro punto en su agenda, añade, es consolidar las actividades del Ciatej frente a los cambios en las prioridades de la política científica del país y conforme a la misión y perfil de la institución. “Participaremos en las nuevas convocatorias de Conacyt, a la vez que debemos seguir trabajando en proyectos con las empresas e industria, hay un grupo importante de investigadores que trabaja en esto”.

En este sentido, la experta acota que el Ciatej es un centro científico-tecnológico, donde los investigadores deben desempeñar más tareas de las que lleva a cabo, por ejemplo, una universidad: proyectos de ciencia e investigación, vincularse con las empresas, publicar sus investigaciones y formar recursos humanos. “A los centros científico-tecnológicos nos toca un doble papel, sin embargo, estamos acostumbrados a trabajar a este ritmo”.

Otro punto en su plan de trabajo, menciona, es realizar trabajos con otros Centros Conacyt hermanos, como el Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), el Centro Geo o el Centro de Investigación Científica de Yucatán (CICY), si bien en proyectos de investigación común, también mediante el consorcio ADESUR (Alianza Estratégica para el Desarrollo Sustentable de la Región Pacífico Sur), para reforzar las capacidades de investigación de los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas.

Dentro de sus planes, la científica buscará desarrollar el nivel académico del centro, como lo llevó a cabo en la dirección de Tecnología Alimentaria, donde se desempeñó antes de llegar a la dirección general. “Éramos un grupo entusiasta y trabajador, pero teníamos una debilidad académica, aunque lo revertimos; además de realizar trabajos con la industria, mejoramos el área con más doctores y doctoras, así como con alumnos de posgrado. El impacto de nuestro grupo creció”. En el Ciatej, refiere, identificará este tipo de limitantes en otros departamentos para mejorar sus áreas, y fomentará la participación de las mujeres. 

FORTALEZAS Y RETOS PRESUPUESTALES. Lugo Cervantes menciona también que buscará consolidar las fortalezas de la institución, caracterizada por el compromiso de sus investigadores en el desarrollo de proyectos. “Tenemos un sistema de gestión de la calidad y nuestros estudiantes llegan al mundo académico así como a las empresas, puesto que aprenden a trabajar en los dos ámbitos. Nuestros doctorados tienen herramientas para trabajar con productores, así como con pequeñas, medianas y grandes empresas”.

La investigadora enfatiza otra característica y cualidad del Ciatej, que consiste en que las investigaciones llevadas a cabo no se quedan sólo en el laboratorio, sino que, por ejemplo, en ocasiones los procesos se avanzan hasta la construcción de plantas piloto, si la empresa lo requiere.

Finalmente, la nueva directora del Ciatej aborda el panorama financiero de su institución que, al igual que otros CPI sufrieron recortes presupuestales. “Sin embargo ya estamos en pláticas para mantener nuestro presupuesto y las cosas van positivamente (…) Trabajaremos muy fuerte con Conacyt, que es sensible a la situación de nuestros centros. La visión que se tiene ahora es más social y nosotros tenemos experiencia trabajando con comunidades y productores, por lo que, con apoyo de Conacyt, el Ciatej puede aportar mucho en el crecimiento del país”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -