Mundo


Evo llama a los suyos a defender en la calle su cuestionado triunfo

El mandatario boliviano se autoproclama vencedor en primera vuelta y llama “golpe de Estado” a las acusaciones de fraude de la oposición. Manifestaciones en La Paz y disturbios en Santa Cruz, capital financiera.

Evo llama a los suyos a defender en la calle su cuestionado triunfo | La Crónica de Hoy

Partidarios de Evo Morales se manifestaron, ayer, en La Paz. (Foto: EFE)

La crisis política en Bolivia sumó este miércoles un grado más de tensión al advertir el presidente Evo Morales de que se encuentra en “estado de emergencia”, para defenderse de un “golpe de Estado” de la derecha opositora que le prive de una victoria en primera vuelta en las urnas.

El empleo por Evo Morales de la expresión “estado de emergencia” desató las alarmas, pero no lo usó para decretar el estado de excepción en el país, sino para llamar a sus seguidores a llegar a la capital, La Paz, para defender en las calles su supuesto triunfo.

Morales se ha autoproclamado como vencedor electoral en primera ronda, pese a que el recuento voto por voto proseguía anoche, después de dos días de conteo.

Morales compareció a primera hora de la mañana en la sede de su Gobierno en La Paz, por primera vez desde la noche electoral del domingo y después de que las protestas por el temor a un fraude en el recuento se extendieran desde entonces por el país.

Para evitarlo apeló a la “movilización pacífica” de los suyos, y pocas horas después centenares de campesinos, mineros, indígenas, sindicalistas y funcionarios estatales marchaban por el centro de La Paz coreando “Evo no está solo”.

DISTURBIOS EN SANTA CRUZ. La marcha pacífica en la sede del Gobierno contrastó con los choques violentos en Santa Cruz, capital financiera de Bolivia, a palos, golpes y pedradas entre incondicionales y detractores del presidente, con continuas cargas de granaderos.

Santa Cruz fue una de las ciudades donde más se dejó sentir un paro que tenía vocación de nacional, junto a otras como Cochabamba y Tarija, aunque la sensación fue de que quedó lejos de afectar al país en su conjunto.

“QUE NO SEA UNA DICTADURA”. El opositor Carlos Mesa, que aún aspira a llegar a una segunda vuelta con Morales, pidió que las protestas sean pacíficas e instó a la comunidad internacional a que no permita que Morales aboque al país a una dictadura.

APUESTA POR LA SEGUNDA VUELTA. La Organización de Estados Americanos (OEA) apostó ayer por celebrar una segunda vuelta entre Morales y Mesa, incluso si el resultado actual da la victoria al actual mandatario. Esto, para apaciguar los ánimos en las calles.

SISTEMA CAÍDO. Entre el domingo y el lunes, la página web del Tribunal Supremo Electoral boliviano estuvo desconectada, y cuando regresó, ofrecía un resultado preliminar que apuntaba a la victoria de Morales en primera vuelta, cuando el anterior arrojaba una segunda vuelta.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -