Opinión


Farid Barquet

Hay que predicar con el ejemplo, reza un refrán popular que no aplica el director Jurídico y de Gobierno de la alcaldía de Coyoacán, quien fue detenido por policías capitalinos por conducir en estado de ebriedad. El funcionario, señalado por algunos trabajadores de ser altanero y grosero, manejaba un vehículo oficial, que tendría que estar resguardado en el estacionamiento de la demarcación, justo en el momento de su detención. Ahora con qué cara llamará la atención a sus empleados. Muy mal por él.

Farid Barquet | La Crónica de Hoy

Hay que predicar con el ejemplo, reza un refrán popular que no aplica el director Jurídico y de Gobierno de la alcaldía de Coyoacán, quien fue detenido por policías capitalinos por conducir en estado de ebriedad. El funcionario, señalado por algunos trabajadores de ser altanero y grosero, manejaba un vehículo oficial, que tendría que estar resguardado en el estacionamiento de la demarcación, justo en el momento de su detención. Ahora con qué cara llamará la atención a sus empleados. Muy mal por él.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -