Opinión


Feliz Día del Padre

Feliz Día del Padre | La Crónica de Hoy

Millones de padres de familia celebraron su día este 15 de junio, y fueron agasajados con toda justicia en el seno familiar.
Así como el 10 de Mayo se festeja el Día de la Madre, el 15 de junio es el Día del Padre, fechas profundamente simbólicas en el contexto de la familia como la célula social por excelencia. Por ello, en el plano jurídico, el artículo Cuarto Constitucional deja en claro: “El varón y la mujer son iguales ante la Ley. Ésta protegerá la organización y el desarrollo de la familia”.
El Día del Padre es una celebración que se institucionalizó en los Estados Unidos de manera tardía, hasta 1966, cuando el presidente Lyndon B. Johnson declaró el tercer domingo de junio como la fecha propia para rendir homenaje a los padres.
A partir de entonces, la celebración se extendió a otros países de los cinco continentes, sin embargo, el antecedente documentado más veraz de esta fiesta data de 1909, cuando Sonora Smart Dodd, en Washington, planeó unos festejos para su padre, que fue veterano de la Guerra Civil, y quien fue un padre ejemplar que sacó adelante a sus cinco hijos, luego de haber enviudado.
Aquellos festejos se comenzaron a realizar cada 19 de junio, fecha del cumpleaños de su padre, el Señor Henry Jackson Smart, y la noble intención de una buena hija echó raíces y de ello tuvo conocimiento el presidente de Estados Unidos, Calvin Coolidge, quien contempló la posibilidad de que se creara un día nacional para festejar a los padres.
En México el Día del Padre no tiene la misma relevancia y peso social que el Día de la Madre, por la propia cultura del mexicano, como atinadamente lo comenta Octavio Paz en su ensayo El Laberinto de la Soledad. Ya desde tiempos prehispánicos, la maternidad era considerada como una vía para glorificar a las mujeres que fallecían en el parto, como es el caso de las cihuateteos, que eran consideradas como semidiosas y formaron parte esencial de la cultura indígena. Una de ellas anunció varios presagios antes de la conquista de México.
Quien nunca pierde la oportunidad para promover la celebración del Día del Padre es el comercio, y año tras año lanza campañas publicitarias destinadas al consumo innecesario, creando falsos ideales de modelos de vida. La mejor forma de festejar al padre y a la madre siempre será la gratitud y el amor, y por supuesto, haciendo gala de una paternidad responsable desde el primer momento.
Los festejos al padre brindan también la oportunidad de hacer reflexiones sobre la importancia y el valor de la familia y la paternidad. A nivel legislativo falta mucho por hacer, pues entre otras cosas, hay padres solteros como en el caso de muchísimas mujeres, y éstos deberían recibir los mismos apoyos institucionales que reciben ellas.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -