Metrópoli


Fibra Uno, sin permiso para construir desnivel, asegura Claudia Sheinbaum

La jefa de Gobierno dice que analiza una multa, que sería de más de 25 millones de pesos, por no contar con la autorización.

Fibra Uno, sin permiso para construir  desnivel, asegura Claudia Sheinbaum | La Crónica de Hoy

Claudia Sheinbaum aclaró que al desarrollador no se le ­autorizó el paso a desnivel. (Foto: Cuartoscuro)

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que la empresa inmobiliaria Fibra Uno (Funo) no contaba con la autorización para construir el paso a desnivel en la calle de Mayorazgo, en la alcaldía de Benito Juárez, esto como medida de mitigación de las torres Mítikah, por lo que se cortaron 60 árboles.

Respecto al proceso administrativo, la mandataria capitalina señaló que se está analizando una multa, que sería de más de 25 millones de pesos.

La mandataria capitalina comentó que el proyecto necesitaba un permiso de la Secretaría de Movilidad (Semovi), el cual no se otorgó.

Lo anterior, dijo, a pesar de que la extitular de Medio Ambiente de la Ciudad de México, Tanya Müller, aseveró que sí se autorizó. 

Sheinbaum indicó que el pasado 24 de abril la Semovi notificó a la Sedema y al propio desarrollador que no autorizaba el paso a desnivel porque la afectación en materia de movilidad no se atendía, ya que de cuatro carriles sólo uno conectaría con avenida Universidad y los restantes con el complejo.

 “El deprimido era para salir del propio desarrollo, no para la movilidad de la zona”, dijo la mandataria local.

Agregó que el proyecto Mítikah se planteó como una medida de mitigación de la fase 2 del proyecto, que tenía en su plan maestro dos torres más de 35 niveles en el predio del Centro Bancomer, pero dicha fase no cuenta con los permisos de construcción.

“La fase 2 no está autorizada por el Gobierno de la ciudad. No tiene autorización porque la desarrolladora presentó a Seduvi una solicitud para modificar la fase 2. Eran 16 mil metros cuadrados (de construcción) adicionales, modificaban en más de 10 mil metros cuadrados su construcción y por tanto tenían que modificar el impacto ambiental y urbano”, comentó Sheinbaum.

Además, la Jefa de Gobierno aclaró que la fase 1 del complejo inmobiliario que considera Torre Universidad y Torre Mítikah, la cual será la segunda más alta de la ciudad, fueron autorizadas por el gobierno anterior. “Si yo hubiera sido jefa en ese entonces, no lo hubiera autorizado”, sentenció.

En el caso del proceso penal, la funcionaria refirió que el juez liberó a los trabajadores, ya que ellos no actuaron con dolo, pero continúa la carpeta de investigación penal en contra de la empresa.

“Nuestro interés no es sancionar a los trabajadores, la que debe ser sancionada es la empresa. Son Fibra Uno, han construido muchos desarrollos en la ciudad, si alguien conoce la normativa de la ciudad son ellos y, a pesar de eso, talaron árboles”, comentó.

Por último, Claudia Sheinbaum explicó que se están revisando las medidas de mitigación de todo el proyecto de Mítikah y para esto se convocará a mesas de trabajo entre la empresa Funo y los vecinos que, inconformes, se manifestaron por la construcción de las torres y la tala de árboles en el poblado de Xoco que se llevó a cabo sobre Avenida Universidad y la calle ­Real de Mayorazgo.

VECINOS BLOQUEAN AVENIDA UNIVERSIDAD PARA EXIGIR LA CANCELACIÓN DEL PROYECTO. Vecinos aledaños a las construcciones del proyecto ­Mítikah en el poblado de Xoco, en la alcaldía Benito Juárez, bloquearon por casi tres horas la Avenida Universidad en contra de las obras de la inmobiliaria Fibra Uno y la tala de 60 árboles en la calle de Real de Mayorazgo.

Con pancartas en apoyo a la Jefa de Gobierno para detener la construcción de las torres y reparar el daño ecológico por los arboles cortados, los habitantes comentaron que la construcción del paso a desnivel no beneficia a la comunidad y solamente se causó un daño al medio ambiente cortando más de 54 árboles. 

Incluso los inconformes señalaron que no fueron consultados al respecto para iniciar obras en la zona que según ellos afectará a más de una comunidad y a quienes pasen por la zona.

El más reciente conflicto fue la tala ilegal de 54 árboles en la calle Real de Mayorazgo.

Nueve trabajadores de la empresa Fibra Uno, encargada del proyecto inmobiliario, vinculados a la tala, fueron liberados el miércoles por un juez de control.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) informó que apelará la resolución de no vincularlos a proceso por el delito contra el ambiente, pues el Ministerio Público aportó los datos de prueba suficientes contra los imputados.

El juez Joel López Núñez, sin embargo, consideró que si bien se acredita que en la tala de los árboles se configura un delito ambiental, no así la responsabilidad de los empleados, pues éstos sólo recibieron órdenes de la empresa para la que laboran, por lo que no actuaron con dolo.

Además de la revisión del Permiso Administrativo Temporal Revocable, las secretarías de Desarrollo Urbano y Vivienda, Medio Ambiente y Movilidad iniciaron el análisis de las medidas de mitigación a las que está obligada realizar la empresa Fibra Uno por el desarrollo inmobiliario.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, indicó el miércoles que muchas de las obras que estaban consideradas sólo eran para la entrada y salida del conjunto y no para mejorar la movilidad en la zona.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -