Escenario


FICM continuará con o sin apoyo del gobierno

El Festival Internacional de Cine de Morelia dio a conocer su programación, con menos glamur e invitados internacionales, pero con una oferta de películas invaluable.

FICM continuará con o sin apoyo del gobierno | La Crónica de Hoy

Alejandro Ramírez, presidente del FICM. Daniela Michel, directora del FICM. María Novaro, directora del Imcine. (Fotos: Notimex)

Este año, el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM) no tuvo la fortuna de estar dentro de los festivales apoyados directamente por el Profest, incentivo que da la Secretaría de Cultura para apoyar festivales culturales; sin embargo, María Novaro, directora del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) confirmó que se pudo dar un apoyo de cara a la edición 17 del encuentro michoacano:

“El Imcine aportó con una serie de servicios, pagando en especie varios eventos y rubros del festival”, dijo en la conferencia de prensa en la que se anunció el programa de actividades del FICM. “Como el ingreso a Profest tenía que ser a través de la entidad federal y esta entidad estaba con deudas, eso abrió el camino para darle otro tratamiento y poder apoyarlos”, agregó más tarde Novaro a Crónica.

Cabe recordar que el FICM se quedó sin beneficio del Profest debido a la deuda del estado con el gobierno federal. Aunque no se ha hecho oficial, el festival sí recibió finalmente apoyo federal aunque menor a lo que se esperaba antes de que se diera la transición del mandato con Andrés Manuel López Obrador, ya que se estimaba que llegara a nueve millones de pesos de acuerdo a cifras de medios locales.

El año pasado recibieron siete millones, y para este 2019 se redujo considerablemente sin especificar si se dieron de algún programa oficial fuera del Profest: “Del Gobierno del Estado el apoyo es el mismo que hemos tenido por más de una década; y del apoyo federal ha habido una reducción del 30 por ciento”, dijo Alejandro Ramírez, presidente del FICM y director de Cinépolis. El presupuesto final de este año está estimado en 34 millones de pesos, de los cuales el 56 por ciento es de inversión privada.

Por otro lado y aunque para efectos de la edición 17, que se realizará del 18 al 27 de octubre (en la programación se ha notado el impacto del ajuste al presupuesto en invitados internacionales), los organizadores explicaron que han sabido mantener la situación con los ideales con los que comenzaron:

“Lo que se ha hecho en el interior del festival ha sido diversificar las cuentas y apostar por mayor patrocinio privado. Esta vez tenemos nuevos patrocinadores, más apoyos de algunas embajadas, fundaciones nacionales e internacionales; finalmente sí se han optimizado los recursos, se está trabajando con un equipo más compacto que en años previos, y Daniela y su equipo han hecho maravillas al cumplir con un festival igual de lucidor que todos los años, pero con menos recursos materiales y humanos”, dijo Alejandro Ramírez.

“En el festival lo más importante va a ser siempre la programación. La vara siempre está alta y siempre tratamos de sumar a los cineastas más importantes. Lo primordial es apoyar a jóvenes cineastas mexicanos, tenemos a 100 participantes, de hecho este año tenemos a algunos más que en años anteriores”, agregó Daniela Michel, directora del FICM.

Es así que los dirigentes del certamen están confiados en la continuidad del festival y por eso mandaron un mensaje contundente: “El Festival Internacional de Cine de Morelia es una asociación civil, no lucrativa e independiente. No es un festival ni del gobierno del estado, ni de Cinépolis, ni del municipio, sino que es independiente, y eso mismo genera su fortaleza y crecimiento”, dijo Daniela Michel.

“El festival tienen unas finanzas sanas, en el sentido de que casi el 60 por ciento de sus ingresos son de empresas privadas y fundaciones. Si en un momento dado no llega a haber un apoyo gubernamental, estatal o federal, tendríamos que direccionarlo por algunos años, pero el festival continuaría, porque hemos visto una buena respuesta del sector privado para apoyar al festival y fundaciones, incluso tenemos un apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo, entonces creemos que la comunidad va a continuar”, enfatizó Alejandro Ramírez.

Agregaron que para este año, en su apuesta por la programación el festival ha crecido en actividades: “La demanda se vuelve mayor a la oferta y a la capacidad que tenemos en el centro de Morelia, por eso abrimos más salas en Las Américas, hemos abierto otras sedes en el centro, con películas gratuitas, además de las funciones al aire libre. Esta vez volveremos a usar el Teatro Ocampo como una sede alterna con una capacidad de 377 butacas, que es como una sala grande más y a futuro vamos a ampliar el Cinépolis con tres salas adicionales, es un proyecto para los próximos dos años”, dijo Ramírez.

Finalmente, María Novaro explicó que actualmente el Imcine trabaja para apoyar a los festivales de cine: “Este año hubo cambios en la reactivación de los dineros públicos. Estamos en la revisión de qué pasó. Va a haber una nueva forma de apoyarnos de manera consistente, este año nos ganaron los tiempos y es admirable lo que se hizo (…) El recurso estuvo ahí, el festival de Morelia fue apoyado  pero muy carrereadamente”, dijo.

Cabe decir que, de acuerdo a las cifras mencionadas el año pasado el festival recibió 153 mil personas y dio una derrama económica al estado de 200 millones de pesos.

FESTIVAL. La edición presentará un programa que conjuga lo más reciente de cine nacional con El diablo entre las piernas, lo más esperado de Hollywood, con The ­Lighthouse y lo mejor de Cannes; se presentará a la ganadora de la Palma de Oro del pasado Festival de Cine de Cannes: Parasite, de Bong Joon-ho.

La cinta con la se inaugura el FICM será El joven Ahmed, dirigida por Jean-Pierre y Luc Dardenne, este último, quien estará presente en Morelia, así como el ganador del Oscar, James Ivory, y Rosalie Varda, hija y productora de la aclamada Agnès Varda, entre otros.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -