Mundo


Finalmente, Canadá permitirá que indígenas utilicen sus nombres tradicionales

La medida llega seis años después de que la solicitara la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, y apenas días después de descubrirse huesos de 215 niños indígenas enterrados en una de las antiguas residencias donde se asimilaba a la fuerza a los niños aborígenes.

Finalmente, Canadá permitirá que indígenas utilicen sus nombres tradicionales | La Crónica de Hoy

Niños y tutores, en la residencia de Kamloops para niños indígenas en Columbia Británica, Canadá, en 1937 (EFE).

El Gobierno canadiense anunció este lunes que permitirá a la población indígena del país utilizar sus nombres tradicionales en documentos oficiales, como pasaportes o certificados de nacimiento, seis años después de que la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá solicitase la medida.

La decisión de Ottawa se produce en medio de las críticas recibidas por el gobierno del primer ministro, Justin Trudeau, tras el descubrimiento en una antigua residencia escolar en el oeste de Canadá de los restos de 215 niños indígenas en tumbas no señaladas.

Los expertos creen que los restos descubiertos en el internado de Kamloops, uno de los 130 que las autoridades canadienses establecieron a partir de finales del siglo XIX para forzar la asimilación de la población indígena, pertenecen a niños que fueron obligados a acudir a la residencia escolar y cuya muerte nunca fue notificada a sus familias o a las propias autoridades.

En las residencias escolares, que en su mayoría fueron gestionadas por órdenes religiosas cristianas, los niños sufrieron de forma sistemática abusos físicos, psíquicos y sexuales. El último internado cerró en 1996.

El objetivo del sistema de residencias escolares era borrar la cultura indígena, separando a los niños de sus familias y forzándoles a olvidar sus señas de identidad, como lenguas maternas y nombres tradicionales.

En los registros de las residencias escolares, sus nombres tradicionales eran cambiados por nombres "cristianos".

En su informe final, la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá incluyó 94 propuestas "para reparar el legado de las escuelas residenciales y avanzar el proceso de reconciliación canadiense".

La recomendación número 17 era "permitir que los supervivientes de las escuelas residenciales y sus familias recuperen nombres cambiados por el sistema de residencias escolares con la eliminación durante cinco años de los costes administrativos del proceso del cambio de nombre".

Aunque el gobierno canadiense no explicó por qué ha tardado seis años en implementar la recomendación, la secretaría de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía indicó que "los nombres indígenas están provistos de un profundo significado cultural y señalan la presencia de los pueblos indígenas en esta tierra desde tiempos inmemoriales".

Las autoridades canadienses dijeron que permitirán el cambio gratuito durante cinco años a nombres tradicionales no sólo a los supervivientes de las escuelas residenciales sino a todos los aborígenes canadienses.

Comentarios:

Destacado:

+ -