Mundo


Francia deja de alimentar a Lambert

Francia deja de alimentar a Lambert | La Crónica de Hoy

Tras más de diez años en estado vegetativo por un accidente de tráfico, Vincent Lambert comenzó este lunes un nuevo viaje hacia la muerte, después de que los médicos detuvieran por quinta vez su alimentación artificial al término de una batalla judicial que ha desgarrado a su familia y dividido a Francia.

Los doctores que lo tratan en el hospital de Reims volvieron a aplicar el deseo de su esposa, Rachel, y de cinco de sus hermanos, que rechazan el ensañamiento terapéutico y consideran que dejarlo morir es lo más humano que se puede hacer, después de que se descartara toda esperanza de restablecimiento y recuperación de la conciencia.

Frente a ellos, los padres y dos de sus hermanos, que han agotado todos los recursos posibles para que no se le retire la sonda que le nutre y le hidrata, el último vínculo que le mantiene con vida.

Macron guarda silencio. Los progenitores, militantes de la asociación ultracatólica San Pío X, vieron cómo el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo rechazaba, por tercera vez, un recurso para seguir alimentando a Lambert de forma artificial. Tampoco encontraron eco en el presidente, Emmanuel Macron, a quien pidieron una intervención de última hora, pero que a través de las redes sociales ha preferido mantenerse al margen.

Lambert, enfermero de 42 años, ha vegetado durante estos años mientras su nombre agitaba el debate sobre la eutanasia en Francia, convertido en un símbolo y en campo de batalla de las dos facciones familiares, que no dudaron en arrogarse la última voluntad de un paciente que no la había dejado explicitada, lo que llevó al límite a una legislación no prevista para casos tan extremos.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -