Opinión


FUIMOS POR SU RETIRO DEFINITIVO

FUIMOS POR SU RETIRO DEFINITIVO | La Crónica de Hoy

¿Qué destacar sobre el Foro de Consulta rumbo a la CoP 18 de la CITES que muy pronto dará inicio en Ginebra, Suiza? UNO, que estuvo bien organizado, sin ajustado límite de tiempo, con atención respetuosa a la participación y posicionamientos de la Sociedad Civil tan vilipendiada por estos días, y que orgullosamente superó para la ocasión el nivel. DOS, que con todo, muchos puntos quedaron en veremos con tendencia a la abstención, pero, realmente se conocerá el voto definitivo de México hasta la hora de otorgarlo, exceptuando, supongo, cualquier cambio respecto a la propuesta mexicana sobre el Tiburón Mako que estaba en duda de sostenerla, motivo por el que la decisión quedó a cargo del titular de la Semarnat, Dr. Víctor M. Toledo, quien se decantó por un “sí va”, lo que, obvio, causó estupor en los representantes de CONAPESCA e INAPESCA, que niegan a la par riesgo comercial más libre sobre la especie, contra medio centenar de países que opinan lo contrario. TRES, que por boca de su esposa Amaya, lamentablemente hasta ese día supe de la prematura muerte del biólogo Enrique Godínez Cano, de quien tanto aprendí sobre reptiles. Lo recuerdo muy orgulloso mostrándome en su laboratorio universitario, una primer camada de monstruitos de Gila. Requiescat in pace.

 

Y ahora… iré sobre el inquietante tema que da título a la presente colaboración, pues como referí la semana pasada —cuando identifiqué al heterogéneo grupo de Organizaciones de la Sociedad Civil y personas físicas al que me sumé, en oposición a la Iniciativa morenista Ambrocio-García para una Ley General de Bienestar Animal— estábamos a la espera de que se nos concediera audiencia por parte de los promoventes del proyecto, cuando sobrevino la oportunidad este pasado lunes, al ser extrañamente citados a las 2 de la tarde, pero curiosamente contar con un margen de tiempo más que suficiente para discutir nuestro fundamento principal, basado simplemente en la carencia de facultad para que el H. Congreso de la Unión legisle en la materia. Para poder hacerlo, primero tendría que proceder una reforma constitucional con todo lo que ello conlleva en protocolo y tiempo, pero más allá, tendría que reflexionarse en que la propuesta, como bien citó el Grupo de los Cien, más bien contiene “un espíritu de depredación exacerbado”. De ahí que menos se entienda y por lo que…

Esperábamos topar con un energúmeno molesto por la descalificación de su obra legislativa, resultando para bien todo lo contrario, ya que la amabilidad, apertura y sencillez del diputado anfitrión facilitó la interacción. A la reunión, el Lic. José Guadalupe Ambrocio Gachuz se hizo acompañar de su asesor en materia de medio ambiente, Lic. Genaro Hernández, y también por el asesor para lo mismo de su compañera proponente, la Diputada Martha Olivia García Vidaña, que por encontrarse en su tierra natal, Durango, mandó en su representación al Lic. Alejandro Quijano, preocupado honestamente por la mejora del documento. Una vez todos en el mismo mood, esto es, en el propósito de mejorar las condiciones de los animales, nuestro grupo, menos el pelo en la sopa, fue claro y preciso en el retiro no negociable de la Iniciativa, a cambio de trabajar intensamente y con la integración de todos los sectores interesados, en un texto acorde al objeto, partiendo de que el actual sólo puede entenderse como una legislación para uso, abuso y aprovechamiento de los animales, mas nunca para su bienestar. Fue por ello que incluso de forma precautoria decidimos no entregar el típico documento de observaciones, a pesar de haberlo trabajado arduamente. Nos inquietó la posibilidad de que no fuera correctamente utilizado.

Nuestra vocería recayó en la Dra. Yolanda Alaniz, con 16 años de experiencia en trabajo legislativo y por lo tanto, con la facilidad de haber presentado una exposición impecable, logrando sembrar la posibilidad solicitada hasta que…

Antón Aguilar, Director Ejecutivo de la Humane Society International México, llegando al final de la reunión y desconociendo por tanto el cordial proceso que habíamos llevado, propuso mejor la reconstrucción del Frankenstein tan cuestionado a fin de… ¡créaseme!... evitarle “costo político” al Diputado, que ni pestañeó al respecto. Siendo así, quedaron dos posibilidades: el retiro y la construcción multidisciplinaria de una nueva propuesta, o la reconstrucción del actual proyecto. A ver qué resulta. Ya nos dirán…

 

producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -