Nacional


Gasta el gobierno $15,000 millones para repartir dinero en efectivo de programas sociales

Ganadores. Los gastos operativos tienen que ver con infraestructura, procedimientos de abono o depósito a una cuenta, o llevar el dinero a la sierra, por carretera, por lancha, en avión, ya se ha sabido de varios eventos de inseguridad. Está la parte logística y toda la gente que apoya al Banco en los diferentes estados, encargados de llevar el dinero adonde no hay infraestructura

Gasta el gobierno $15,000 millones para repartir dinero en efectivo de programas sociales | La Crónica de Hoy

Armando Martínez, director general de Banca Social, señaló que de las órdenes de pago se encarga Telecomm.

El gobierno federal desembolsa al año alrededor de 15 mil millones de pesos en la entrega de apoyos relacionados con programas sociales…

De acuerdo con datos del Banco del Bienestar (antes Bansefi), el gasto operativo corresponde al 5 por ciento del presupuesto total destinado a beneficiarios, el cual es de 300 mil millones de pesos anuales.

El monto incluye no sólo el esquema de distribución de dinero en efectivo (el 56 por ciento equivalente a 170 mil millones de pesos), sino el pago de servicios a diversas instituciones bancarias encargadas de dispersar la ayuda mediante tarjetas (44 por ciento equivalente a 130 mil millones de pesos).

“Tenemos los esquemas de entrega directa o vía plásticos, también órdenes de pago. El costo operativo es lo que los programas nos pagan a nosotros y a las otras instituciones participantes en la dispersión por todo el país, que está más o menos en el 5 por ciento del presupuesto global”, indicó en entrevista con Crónica Armando Martínez, director general de Banca Social.

En el caso del traslado en efectivo, se considera el personal operativo, el medio de transporte —avionetas, vehículos, embarcaciones y hasta caballos— y la contratación de empresas dedicadas al transporte de valores.

En la modalidad de tarjetas bancarias, los fondos se usan para solventar los convenios con instituciones como Banorte, Banco Azteca, Afirme y otras dedicadas, en específico, a repartir las pensiones de adultos mayores. De las órdenes de pago se encarga la empresa Telecomunicaciones de México (Telecomm).

“El gasto gubernamental es variable, dependiendo del tipo de operación, una dispersión electrónica es mucho más económica, y las entregas en efectivo sí requieren mayor inversión”, señaló a este diario Claudia Domínguez, directora de Canales Masivos de la dependencia.

—¿Qué incluyen los gastos operativos? —se cuestionó a Martínez.

—Infraestructura, procedimientos de abono o depósito a una cuenta, o llevar el dinero a la sierra, por carretera, por lancha, en avión, ya se ha sabido de varios eventos de inseguridad. Está la parte logística y toda la gente que apoya al Banco en los diferentes estados, encargados de llevar el dinero donde no hay infraestructura.

—¿Están contratando ustedes a personal de seguridad o de custodia?

—Tenemos una empresa de traslado de dinero que nos está ayudando a acercar el dinero a las sucursales, es un proceso normal, de uso cotidiano.

—¿Qué pasa después de que se tiene el dinero en las diferentes sedes del banco?

—A partir de ahí ya contamos con el apoyo de la Guardia Nacional, de la Policía Federal y de cuerpos policiacos de distintos niveles de gobierno, dependiendo la zona.

Crónica publicó hace unos días un reporte de la Secretaría de Seguridad Pública que habla de la movilización de casi el 70 por ciento de las regiones militares y navales del país para cuidar el acarreo de efectivo…

—Siempre ha habido ese acompañamiento, se ha necesitado para la inseguridad en ciertas áreas del país, que son más que evidentes; el llevar ciertos montos de dinero en efectivo siempre será atractivo para la delincuencia organizada y la desorganizada.

—Y también es atractivo para los corruptos…

—Por eso la entrega es directa, sin intermediarios. Eso es lo que buscamos, cerrar el paso a la corrupción.

—¿Cuántos incidentes de inseguridad tienen reportados?

“En operativos de traslado son siete, asociados a la entrega de apoyos”, refirió Claudia Domínguez, mientras el director de Banca Social detalló: “Tenemos otros incidentes en sucursales, propios de la operación bancaria, como asaltos, intentos de robo y vandalización de cajeros, los estamos cuantificando”.

La meta de abrir 13 mil módulos bancarios para el próximo año ha tenido a todo el personal del Banco del Bienestar en trajín constante. A la par de la apertura, está la remodelación de las 433 sucursales abiertas al público con anterioridad, las cuales fueron abandonadas en los últimos años.

“Tenemos que hacerlo rápido, porque en contraparte estamos viendo todo lo que cuesta al gobierno llevar tantos recursos”, refirió Martínez.

—¿Contemplan colocar cajeros automáticos en los 13 mil módulos básicos en puerta? —se le preguntó.

—Estamos analizando el tema de los cajeros, es muy probable que se coloque al menos un cajero en la mayoría de los módulos, dependiendo del número de beneficiarios y de la población de la localidad de que se trate.

—Hay otro obstáculo: la conectividad… La mayoría de las comunidades rurales del país carecen de internet.

—El tema se está trabajando en los centros integradores de la Secretaría del Bienestar y en la empresa de Telecomunicaciones creada en CFE, deberá irse resolviendo paulatinamente como parte de las prioridades presidenciales. El internet es básico para el proyecto, y también, en algunos lugares, necesitamos caminos, seguridad y mayor infraestructura en todos los sentidos.

—El plan suena irreal…

—Es un objetivo enorme, pero será en beneficio de la gente. Va más allá de acercar el dinero, si fuera sólo eso tendríamos palomita, pero el reto paralelo es acercar servicios financieros a estas comunidades marginadas. Pareciera algo imposible, pero estamos comprometidos. Trabajaremos 16 horas al día y hasta los fines de semana, pero sí se va a poder…

Los datos

Además de 433 sucursales abiertas al público, el Banco del Bienestar cuenta con módulos fronterizos para atención a migrantes y otros locales que se mantienen cerrados; por lo cual la infraestructura total es de alrededor de 500 puntos.

El Banco del Bienestar atiende hoy a 6 millones de beneficiarios de programas sociales, de los 20 millones existentes, lo cual representa una cobertura del 30 por ciento.

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -