Cultura


Giuseppe Di Stefano fue maestro de muchos cantantes de la CNP

Alfonso Navarrete, Premio Crónica, evoca el paso del gran tenor italiano por nuestro país y su legado en la academia y canto

Giuseppe Di Stefano fue maestro  de muchos cantantes de la CNP | La Crónica de Hoy

Este 24 de Julio se conmemoran 100 años del nacimiento del tenor italiano Giuseppe Di Stefano, “el gigante del arte lírico”, quien debutó en México en el año de 1948 con El Duque de Mantua de Rigoletto, fecha a partir de la cual participó en diversos montajes en nuestro país e impartió cursos, como el de dicción e interpretación de 1977, dirigido a todos los cantantes de la Compañía Nacional de Ópera.

Durante la charla Memorias de un gran tenor: Giuseppe Di Stefano, realizada en el Teatro Bicentenario de León Guanajuato, el tenor mexicano y Premio Crónica, Alfonso Navarrete, recordó que él acudió a tomar el curso impartido por Di Stefano y que éste lo seleccionó de entre todos los alumnos para continuar en el curso.   

“Habiendo revisado varias obras como Tosca, Lucia di Lammermoor, Carmen y Baile de máscaras, Giuseppe Di Stefano me escogió -como único alumno- para seguir dándole este curso sin admitir ningún pago al respecto, lo cual recuerdo y agradezco profundamente. A partir de este curso tuve el honor de gozar de su amistad”.

Giuseppe Di Stefano, conocido como Pippo, nació en la comunidad siciliana de Motta di Santa Anastasia el 24 de julio 1921, hijo único de un zapatero y una modesta que estudió en un seminario jesuita. No obstante, sus padres hicieron lo posible trasladarse a Milán y que Giuseppe pudiera estudiar con el barítono Luigi Montesano y debutó en Raggio Emilia de 1946 con Des Grieux en la Manon Lescaut de Puccini y en 1948 cantó en el Metropolitan de Nueva York con Rigoletto.

No obstante, su carrera artística está ligada a la soprano María Callas, con quien cantó en distintos escenarios a partir de septiembre de 1951, cuando realizó en la primera Traviata con María Callas en el Teatro Municipal de Sao Paulo. A partir de ahí realizaron grabaciones como: I Puritani, Cavelleria rusticana, Tosca, Il Trovatore, La Boheme, Un ballo in maschera y Manon Lescaut, entre otras.   

Sin embargo, también participó junto a figuras como Birgit Nilsson, Zinka Milanov, Leontyne Price, Antonietta Stella, Renata Tebaldi, Régine Crespin y Leyla Gencer, entre otros, y fue uno de los tenores favoritos de Arturo Toscanini, Victor de Sabata y Herbert von Karajan.

En 1991 publicó el libro El arte del canto y se retiró en 1992 con el Emperador de Turandot de Puccini en las termas de Caracalla en Roma. En sus últimos años Giuseppe Di Stefano se dedicó a dar recitales, hasta “su injusta muerte a partir de un asalto que sufrió en diciembre del 2004 en Kenia”, donde desconocidos lo agredieron en tal magnitud que tuvo que ser sometido a varias operaciones para reducir un grave hematoma cerebral. Posteriormente fue trasladado a Milán, donde después de unos días de “mejoría”, entró en coma, estado en el que permaneció durante cuatro años hasta su muerte en 2008.

Di Stefano, soldado. Giuseppe Di Stefano sirvió en las tropas del ejército italiano durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que bajo el seudónimo Nino Florio cantó en “nigth clubs”. Al término de la guerra estuvo en un campo de refugiados en Suiza, donde se formó con el tenor suizo Hugues Cuénod.

Posteriormente, Giuseppe Di Stefano fue en uno de los más destacados tenores italianos de la generación de la posguerra, junto a Mario del Monaco, Franco Corelli y Carlo Bergonzi.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -