Opinión


¡¿Golpe de Estado a AMLO..?!

¡¿Golpe de Estado a AMLO..?! | La Crónica de Hoy

PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR:

+¿De qué asunto habla..? ¡Usted

va a desestabilizar a Norcorea! 

 Jean Echenoz (periodista)

CIUDAD DE MÉXICO. Gustavo Díaz Ordaz dijo alguna vez que no acostumbraba improvisar porque, más temprano que tarde, las consecuencias de lo expresado erróneamente  por un Presidente de la República son siempre diversas y en numerosas ocasiones negativas.

Le comento lo anterior ignorando, presidente, a qué otro golpe de Estado se refirió el sábado último, para explicar por qué se considera inmune a cualquier acto de esa naturaleza en su contra, que la mayoría ciudadana del país no permitiría.

El último golpe de Estado que nuestra historia registra fue el perpetrado por Victoriano Huerta contra Francisco I. Madero, el 18 de febrero de 1913, 104 años atrás, por circunstancias muy diferentes de las actuales y, sin embargo, le costó la vida al Presidente de la República.

Pero si usted hizo la referencia antes anotada sobre un golpe de Estado, se debe concluir que tiene sus propios datos al respecto y creo, porque conozco a mi gente.., que una mayoría nacional mucho mayor que la citada por usted tiene no sólo el derecho, sino la necesidad y hasta la obligación de conocer para aplicar su información, presidente; no estamos ante un asunto cualquiera, sino uno muy grande y eventualmente grave cuya sola cita en boca del Presidente de la República, quien sería además el posible objetivo, de seguro sembró pequeñas pero crecientes semillas capaces de provocar una desestabilización política de indeseables consecuencias.

No se debe especular sobre acciones en pro o en contra de un poder político constitucional y legítimamente constituido, sin actuar con todos los recursos disponibles en las manos, pues lo que está en juego es el destino de la Nación. Tampoco se debe banalizar y trivializar un asunto tan delicado a través de  las benditas redes sociales, que de ninguna manera son el espacio adecuado para su tratamiento porque, con todo respeto, la mayoría de sus adeptos carece de la capacidad de análisis adecuada para entender esos asuntos y actuar en consecuencia. De por sí y gracias a la naturaleza de su discurso la sociedad está polarizada, un asunto como el que le estoy exponiendo la polariza más; por ejemplo, es evidente la desconfianza entre inversionistas nacionales y extranjeros, quienes menos van a invertir porque siendo cierto lo que usted expone, ellos consideran que en estas condiciones no vale la pena arriesgar sus capitales.

Otro ejemplo sobre lo ya expuesto es el caso de Ovidio Guzmán y su liberación que tan tristemente ha repercutido en contra de la seguridad de los mexicanos, envalentonando al narco del país por el triunfo que lograron en la batalla de Culiacán.

Y si nos salimos del ámbito nacional la cosa empeora, presidente, especialmente con nuestro vecino del norte, al que le convenimos sobremanera por mantenerle en paz a su enorme población de drogadictos, pero la cosa pierde su encanto si el vecino del sur es un país social y políticamente inestable a todo lo largo de su frontera sur.

Mañana, presidente, le voy a comentar algo sobre los efectos que las descargas eléctricas de sus contradicciones de personalidad profesional le provocan a su imagen política…

Que tenga buena semana.

 

 

 

Internet: Lmendivil2010@gmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -