Mundo


Google obedece a Trump: rompe con la china Huawei

Los celulares y tabletas de la compañía en manos de los usuarios no podrán actualizar el sistema operativo Android. La Casa Blanca acusa al gigante tecnológico de espiar para el régimen comunista

Google obedece a Trump: rompe con la china Huawei | La Crónica de Hoy

El gigante estadunidense Google ha declarado la guerra a Huawei, el gigante chino, días después de que el presidente Donald Trump metiese al líder mundial en venta de celulares en su lista negra de compañías extranjeras con acceso prohibido a la tecnología estadunidense.

Las consecuencias de esta reac­ción de Google a la orden de Trump se notarán casi de inmediato, ya que los usuarios de todo el mundo de teléfonos y tabletas Huawei no podrán disfrutar de las actualizaciones del sistema operativo Android.

La decisión de Google también afecta a los dispositivos de Huawei de la próxima generación (los que todavía no han salido al mercado), pues ya no podrían contar con Android, que es con el que operan todos sus smartphones.

Android representa el 85% del mercado mundial de sistemas operativos y el resto casi está en manos de iOS de Apple.

Veto catastrófico. El veto de Google, por tanto, obligará a Huawei a desarrollar y comercializar su propio sistema operativo. Y aun así, el fabricante chino tendría muy difícil convencer a sus potenciales compradores de celulares, porque además se quedarían sin aplicaciones muy populares y de uso masivo, como WhatsApp, Instagram, Facebook, Gmail o Play Store. Esto es así porque el 70% de las descargas de apps en el mundo se realizan desde la tienda online Google Play Store (el 22.6%, de la Apple Store).

La amenaza de veto de Google era uno de los escenarios que la compañía china contempla desde el año 2012, cuando EU (entonces bajo la administración del demócrata Barack Obama) abrió su primera investigación oficial sobre Huawei y la también china ZTE. A partir de ese momento, la empresa con sede en Shenzhen comenzó a trabajar en su propio sistema operativo, que todavía no ha culminado.

Emergencia nacional. El presidente Trump declaró el pasado miércoles una emergencia nacional para proteger las redes de telecomunicaciones estadunidenses, a través de una orden ejecutiva que entrega competencias al Gobierno federal para prohibir a empresas que contraten con proveedores extranjeros. La medida, que de facto constituye una barrera a la compañía china Huawei, aunque no la mencionaba, supone una nueva escalada en la guerra comercial con el gigante asiático.

Trump justifica su emergencia nacional en el supuesto aprovechamiento de las vulnerabilidades de la tecnología de telecomunicaciones estadunidense por parte de los adversarios extranjeros, y señala el espionaje industrial como particularmente preocupante. La medida, con la que se llevaba especulando desde hace meses, supone un nuevo recrudecimiento de la guerra comercial y de seguridad con China y constituye la más contundente ofensiva hasta la fecha contra su sector tecnológico.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -