Nacional


Gratitud de Egresado: Félix crea proyectos en Aldeas Infantiles

Con 24 años y una vida independiente, regresa todos los días al lugar de su formación para motivar a los niños y jóvenes huérfanos. Instala un gallinero y un huerto para autoconsumo y venta de excedentes.

Gratitud de Egresado: Félix crea proyectos en Aldeas Infantiles | La Crónica de Hoy

El gallinero inició con 10 aves y ahora cuenta con 58, que ponen al menos 84 huevos a la semana. El pequeño huerto de arúgula, lechuga y espinaca tendrá cosecha en menos de un mes. (Fotos: Adrián Contreras)

[ Última Parte ] 

 

Agradecido por la protección que le brindó Aldeas Infantiles mientras lo tuvo bajo su cuidado y donde recibió el apoyo para emprender sus propios objetivos, Félix, un joven de 24 años que desde hace 24 meses inició una nueva etapa en su vida de manera independiente, regresa todos los días a esta minicolonia en la Ciudad de México para motivar a los niños y jóvenes que están en la aldea para que continúen con el cuidado y ampliación de un gallinero que él inició hace cinco años, y de un pequeño huerto donde tienen sembradas Arúgulas, Lechugas y Espinacas, lo que ayudará con su venta, en el autoconsumo y reducir así los gastos para los que viven aquí.

“Cuando llegué a la aldea me apoyaron con estudios y todo lo que te procuran en tu casa: comida, ropa, un techo, escuela y el abrigo de un hogar y una familia. Eso nunca se olvida y más cuando estás en un lugar donde convives con muchos niños y jóvenes a los que vez y tratas como tus hermanos”.

—¿En qué momento nace la idea de tener un gallinero?

—Iniciamos el proyecto hace cinco años con 10 gallinas y desde entonces hemos aumentado su población hasta las 58 aves de corral que tenemos ahora. La idea comenzó porque en ese momento yo no estaba estudiando y tenía la inquietud de ocuparme en algo y ser productivo. Además de que uno de los objetivos es que los chicos de la aldea puedan tener un recurso para apoyar en los gastos de las casas y procurarnos algún dinero para algunas actividades.

Félix asegura que poco a poco el proyecto del gallinero va dando frutos, ya que de las 58 gallinas con que cuentan, 12 de la especie Rhode Island, que son las que están en producción y que generan al menos 84 huevos por semana, no sólo ayuda al autoconsumo de quienes viven en la aldea, sino que también tienen algunos convenios con empresas cercanas a las que les venden el producto. Asimismo, asegura que el resto de las gallinas ya están cerca de producir, lo que aumentara más el ingreso, lo que apoyará más en la reducción de gastos en esta minicolonia.

—¿Cuántos chicos de la aldea participan en el proyecto del gallinero?

—Aunque yo ya no estoy en la aldea participo con otros cuatro chicos en lo que es el cuidado, alimentación y limpieza del lugar donde están estas aves, pero queremos que se involucren más en esto, ya que traerá beneficios para todos.

Sin ocultar su ímpetu para que otros niños y jóvenes de la aldea participen, Félix dice que este no es el único proyecto que han emprendido, y es que hace poco más de mes y medio, con asesoría de un ingeniero agrónomo, pusieron en marcha un pequeño huerto, donde siembran arúgula, lechuga y espinaca, las que en poco más de 20 días podrían estar listas para su consumo.

Como niño con juguete nuevo, Félix también comenta que a manera de prueba, en los próximos meses tienen ya definido preparar otra cama de cultivo para la siembra de jitomate. Asimismo, indicó que por sugerencia del ingeniero agrónomo, les recomenzó abrir un espacio independiente para el cultivo de zarzamora y frambuesa.

“Como queremos actuar en bien de la ecología sin dañarla y para combatir las plagas de nuestro cultivo vamos a sembrar algunas plantas medicinales, lo que a su vez ayudará a los que viven aquí en la aldea. Lo que buscamos es que más chicos se acerquen y exploten sus capacidades en distintos proyectos y creo que vamos por buen camino”, señaló.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -