Opinión


Gualberto Ramírez

Este servidor público renunció de forma inoportuna a la Unidad Antisecuestro de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la que estuvo desde el sexenio de Felipe Calderón. Además de haber participado en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, lideró las indagatorias por el secuestro de elementos de la Fiscalía General de la República a manos del Cártel de Jalisco; también colaboró en investigaciones de secuestros cometidos por el Cártel de Tláhuac, la Unión de Tepito y la Fuerza Anti Unión, en la Ciudad de México. Este personaje con una trayectoria de trabajo continuo y comprometido deja botado el trabajo en un momento en el que su labor era necesaria y el reclamo social aumenta.

Gualberto Ramírez | La Crónica de Hoy

Este servidor público renunció de forma inoportuna a la Unidad Antisecuestro de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada en la que estuvo desde el sexenio de Felipe Calderón. Además de haber participado en la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, lideró las indagatorias por el secuestro de elementos de la Fiscalía General de la República a manos del Cártel de Jalisco; también colaboró en investigaciones de secuestros cometidos por el Cártel de Tláhuac, la Unión de Tepito y la Fuerza Anti Unión, en la Ciudad de México. Este personaje con una trayectoria de trabajo continuo y comprometido deja botado el trabajo en un momento en el que su labor era necesaria y el reclamo social aumenta.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -