Mundo


Guía para entender el juicio a los líderes independentistas catalanes

Se trata de diez políticos y dos activistas catalanes que la Fiscalía del Estado español considera que lideraron los hechos ocurridos durante el otoño de 2017 en el intento de secesión unilateral de Cataluña de España. Oriol Junqueras, entonces vicepresidente catalán, es la figura más importante.

Guía para entender el juicio a los líderes independentistas catalanes | La Crónica de Hoy

1 - ¿Quiénes son los juzgados?

 

Se trata de diez políticos y dos activistas catalanes que la Fiscalía del Estado español considera que lideraron los hechos ocurridos durante el otoño de 2017 en el intento de secesión unilateral de Cataluña de España. Oriol Junqueras, entonces vicepresidente catalán, es la figura más importante. Los demás políticos son los encarcelados, Raül Romeva, exconsejero de Exteriores, Joaquim Forn, exconsejero de Interior, Jordi Turull, exportavoz, Josep ­Rull, exconsejero de Territorio, Dolors Bassa, exconsejera de Trabajo y Carme Forcadell, expresidenta del Parlament. Hay tres políticos más juzgados que no estaban ahora en la cárcel: Santi Vila, exconsejero de Empresa, Meritxell Borràs, exconsejera de Gobernación y Carles Mundó, exconsejero de Justicia. Por otro lado, los dos líderes sociales, también encarcelados de forma preventiva son Jordi Sànchez, presidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural, ambas, organizaciones independentistas

 

2 - ¿De qué se les acusa?

La Fiscalía pide condenas por rebelión y malversación para Junqueras, Romeva, Forn, Turull, Rull, Bassa, Sànchez y Cuixart. Pide rebelión para Forcadell y desobediencia y malversación para Vila, Borràs y Mundó. La abogacía del Estado cambia el delito de rebelión, que se castiga con hasta 30 años de cárcel, por el de sedición, que ronda los 10 años en prisión, retira la malversación para Sànchez y Cuixart, se lo agrega a Forcadell y retira la desobediencia a Vila. La acusación particular, que ejerce el partido de extrema derecha Vox, agrega organización criminal a todos ellos. En conjunto, las penas totales oscilan entre los 7 y 16 años en el caso de la Fiscalía y 25 para Junqueras, mientras que Vox pide hasta 74 años de cárcel para los acusados. Además, la Fiscalía pide 11 años de cárcel para la cúpula de los Mossos d’Esquadra, la policía catalana, que dirigía entonces Josep Lluís Trapero.

 

 3- ¿Qué alega la acusación?

 

Los cuatro fiscales argumentan ante los siete jueces del Tribunal Supremo español encargado del caso que el referéndum unilateral de independencia del 1 de octubre, la declaración unilateral de independencia en el Parlament el 27 de octubre, así como las manifestaciones espontáneas del 20 de septiembre ante la sede de la consejería de Economía, en protesta por una intervención policial, suponen un “plan secesionista” que “incluía la utilización de todos los medios que hicieran falta para conseguir su objetivo (la independencia de Cataluña), incluida, con la certeza que el Estado no aceptaría la situación, la violencia necesaria para asegurar el resultado criminal pretenso, valiéndose de la fuerza intimidatoria que representaban, por un lado, la actuación tumultuaria desplegada con las grandes movilizaciones ciudadanas (…) y, por otra, el uso de los Mossos d’Esquadra como cuerpo policial armado”. Es decir, la Fiscalía culpa a los dirigentes independentistas de la violencia que representaron las agresiones de la policía y la Guardia Civil contra votantes en el referéndum del 1 de octubre.

 

4 - ¿Qué alega la defensa?

 

En las primeras dos semanas de juicio, que sólo ha celebrado seis vistas, los acusados han seguido dos estrategias distintas de defensa. Algunos, con Junqueras a la cabeza, han defendido que se trata de un juicio político general contra el ideario independentista, y que jamás hubo tal violencia, por lo que la rebelión (el Código Penal español indica que la rebelión es, por definición, violenta) no pudo existir. Además, aseguran (y así lo afirmó en su día el secretario de Hacienda, Cristóbal Montoro) que no se destinó dinero público a la convocatoria del referéndum. En este caso, acatarían sólo una condena por desobediencia a las instituciones españolas. Otros han huido de la enmienda a la totalidad de considerar el juicio como político, y han desplegado un argumentario técnico. Forn, por ejemplo, defendió que es falso que se ordenara a los Mossos no cumplir con la orden judicial de impedir celebrar el referéndum, pero que se consideró innecesario el uso de la violencia por su parte, como sí usaron los cuerpos policiales españoles.

5 - ¿Cuándo se decidirá el juicio?

 

A las declaraciones de los acusados seguirán las de los testigos, entre los que se cuenta el expresidente español Mariano Rajoy, y la presentación de pruebas. La intención del juez que lidera el proceso, Manuel Marchena, era terminar el juicio antes del inicio de la campaña de las elecciones municipales, a principios de mayo, pero la convocatoria, la semana pasada, de elecciones presidenciales para el próximo 28 de abril ha complicado la agenda de los jueces. Algunas voces piden interrumpir el juicio, mientras otras exigen acelerarlo al máximo.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -