Opinión


HARTAS DISPOSICIONES DE LEY PARA PROTEGER A LOS ANIMALES, Y NADIE PARA HACERLAS CUMPLIR

HARTAS DISPOSICIONES DE LEY PARA PROTEGER A LOS ANIMALES, Y NADIE PARA HACERLAS CUMPLIR | La Crónica de Hoy

El Artículo 25, fracción I, de la Ley de Protección a los Animales de CDMX, señala puntualmente la prohibición, “por cualquier motivo”, para utilizar fauna en concursos de televisión, lo que tal parecen ignorar tanto las autoridades competentes para sancionar la infracción, como quienes producen el programa Pequeños Gigantes, que incluso han hecho uso consecutivo de cucarachas de Madagascar, ratas y para colmo, el pasado domingo, de iguanas, individuos que han presentado amontonados o en espacios muy reducidos como fue el caso de las últimas, confinadas a vitrinas donde apenas podían moverse, sin tomar en cuenta, además, que por eso mismo pudieron haber mordido y fuerte a los menores participantes, que para demostrar su valor… ¡hágaseme el canijo favor!... tenían que meter su manita para extraer de las “peceras” repletas de “horripilantes criaturas”, una especie de ficha que les permitía seguir y acumular puntuación…

 

 

Lo que más coraje me dio fue la expresión de algunos de los “jueces”,  bastante creciditos ya como para hacer muecas de desagrado hacia ESOS animales, peor aún, cuando los niños y niñas en ningún momento titubearon o se detuvieron por miedo a los mismos. Lección. Y la PAOT de Mariana Boy y la PROFEPA de Blanca Alicia Mendoza Vera, bien, gracias; así como también las redes sociales que tan dizque siempre indignadas por el maltrato animal, en esta ocasión no dieron cuenta del ilegal uso del prójimo nh, por cierto, expresión esta última que suelo usar, así, reducida, para referirme precisamente a los NO HUMANOS, y que la semana pasada el duende de las redacciones me “corrigió” indebidamente, poniendo en su lugar un “no” que terminó por alterar el sentido de la correspondiente frase. En fin, que…

Lamentando el fallecimiento de Doris Day, quien desde su Fundación trabajó incansablemente realizando importantísimos proyectos, entre ellos, la difusión de manuales para prevenir la peligrosa conexión entre la violencia contra los animales y la criminalidad humana, vuelvo al tema iniciado puesto que justo al contrario de Televisa, pasó que en TV Azteca, según me platicó muy entusiasmado mi estimadísimo Eduardo Lamazón, durante la emisión llamada “México tiene talento”, que pasa en horario similar al programa infantil referido, uno de los bailarines concursantes tuvo la ocurrencia de vestir “traje de luces” para su presentación, ignorando la fiera  que de esa forma despertó en Horacio Villalobos, ampliamente conocido por dejarse la piel defendiendo a los animales. Lo mejor fue que Adal Ramones se sumó a la protesta antitaurómaca de @Horacitu, y por el desatino, obvio fue que el cuate no pasó del intento. Lección. Y ahora sí que un ¡olé! por los dos personajes. Dentro de lo mismo…

Tampoco puedo dejar de comentar el insolente caso del verdugo conocido como Morante de la Puebla o algo así, que tras contemplar la extenuante, dolorosísima y angustiante agonía del toro que en mala suerte le tocó lidiar hace unos días en la Feria de Sevilla, encima tuvo la desfachatez de sacar un pañuelo de entre sus ridículas y ensangrentadas ropas, para “lucirse” limpiándole los ojos al pobre animal en fase de shock. No tengo palabras decentes para expresarme sobre el hecho, como sí en cambio fue capaz de hacerlo @PaboMM, manifestando que se trató de algo que roza la psicopatía, de un sadismo enfermizo. De acuerdo, y…

Siguen surgiendo iniciativas buscando mejorar jurídicamente el trato a los animales. Entre las varias está la enésima versión para una Ley General de Bienestar Animal que me preocupa mucho, toda vez que seguramente construida con buena intención por los diputados morenistas José Guadalupe Ambrocio Gachuz y Martha Olivia García Vidaña, parece más bien un Frankenstein compuesto por disposiciones contenidas ya en Normas Oficiales Mexicanas de la materia, solamente que disminuyéndolas o peor tantito, omitiendo o alterando arriesgadamente algunas; incluso intercalando diferentes versiones para un mismo asunto, lo que puede resultar en factor de anulación. Sugiero su meticulosa revisión y un cruce con la normatividad existente, particularmente para no perjudicar a los animales de consumo, ¡snif!, de entre todos, los más cruelmente abusados. A propósito, qué tal con los pinochos de iniciales Leticia Varela y Carlos Esquivel, que presumen públicamente inclusión para la construcción de políticas públicas a favor de los animales, pero en la práctica, si te vi no me acuerdo…

producciones_serengueti@yahoo.com

marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -